Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

12.19: Naturaleza y educación
TABLA DE
CONTENIDO

JoVE Core
Biology

A subscription to JoVE is required to view this content. You will only be able to see the first 20 seconds.

Education
Nature and Nurture
 
TRANSCRIPCIÓN

12.19: Naturaleza y educación

Muchas características humanas, como la altura, están moldeadas tanto por la naturaleza —en otras palabras, por nuestros genes— como por la crianza o por nuestro medio ambiente. Por ejemplo, estrés crónico durante la infancia inhibe la producción de hormonas de crecimiento y, en consecuencia, reduce el crecimiento óseo y la altura. Los científicos estiman que el 70-90% de la variación en la altura se debe a diferencias genéticas entre los individuos, y 10-30% de la variación en la altura se debe a diferencias en los ambientes que los individuos experimentan, como las diferencias en la dieta. Muchos otros fenotipos están igualmente influenciados por los genes y los entornos. Algunos de estos fenotipos surgen más adelante en la vida, como el cáncer y otras enfermedades.

La influencia de la nutrición en la altura

Se han identificado cientos de genes que influyen en la altura de los seres humanos. Un estudio encontró que el factor más importante que explica las diferencias actuales de estatura entre los hombres en diferentes naciones fue la relación entre la ingesta de proteína animal de alta calidad y proteínas de baja calidad de granos y verduras durante la infancia.

Se cree que los primeros hombres más altos son cazadores del Paleolítico Superior de la cultura gravetiense, que prosperó en Europa hace 34.000 a 26.000 años. Su estatura (que oscila entre 5'10" y 6'2") se debió en parte a una baja densidad de población y una dieta abundante en proteína animal de alta calidad. En los tiempos modernos, el aumento de la estatura se atribuye a las mejoras nutricionales y socioeconómicas.

El impacto del estrés en la estatura

El crecimiento físico es metabólicamente exigente y es inhibido por el estrés, en parte a través del eje hipotalámico-hipófisis-adrenal. Por ejemplo, la hormona liberadora de corticotropina (CRH) estimula la síntesis de la hormona adrenocorticotrópica (ACTH), que induce la liberación de glucocorticoides (por ejemplo, cortisol, la "hormona del estrés"). El cortisol estimula el apetito pero reduce la producción del hígado de IGF-1, que también es necesario para el crecimiento y desarrollo óseo. Además, un exceso de glucocorticoides aumenta la liberación de somatostatina, que inhibe la liberación de hormona de crecimiento.

En los niños, se ha demostrado que el estrés crónico inhibe el crecimiento óseo y el aumento de peso, que pueden reanudarse cuando se reduce o elimina el estrés. Además, cuando los niños son criados en condiciones socialmente estresantes, donde demasiados niños comparten muy pocos recursos, y las necesidades físicas y emocionales no se satisfacen, los niños también pueden experimentar un retraso en el crecimiento. Esto es evidente en los niños institucionalizados que no desarrollan relaciones sólidas y consistentes con sus cuidadores. Por lo tanto, el estrés, la reducción de la hormona del crecimiento inducida psicosocialmente, y la nutrición inadecuada pueden todos retrasar la estatura.

Una combinación de naturaleza y crianza

Debido a que las personas heredan diferentes genes y crecen, viven y se desarrollan bajo diferentes condiciones ambientales, es importante considerar que tanto la naturaleza como la crianza influyen en la apariencia final de muchos fenotipos, incluso aquellos que pueden desarrollarse más adelante en la vida, como el cáncer o las enfermedades cardíacas.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter