Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

17.8: La regulación hormonal
TABLA DE
CONTENIDO

JoVE Core
Biology

A subscription to JoVE is required to view this content. You will only be able to see the first 20 seconds.

Education
Hormonal Regulation
 
TRANSCRIPCIÓN

17.8: La regulación hormonal

Las hormonas regulan una porción significativa de la digestión a través de la activación del sistema neuroendocrino. El sistema neuroendocrino de la digestión contiene muchas hormonas diferentes, todas con múltiples funciones que están implicadas, directa e indirectamente, en la digestión.

El proceso

A partir del estómago, cuando las proteínas son detectadas por las neuronas sensoriales del sistema nervioso entérico, la glándula pilórica se estimula para liberar gastrina. A su vez, esta hormona induce la liberación de histamina. Combinados, inician la producción de ácido clorhídrico que facilita la digestión, convirtiendo los alimentos en quimo. Cuando el pH del estómago se vuelve más ácido, un bucle de retroalimentación negativa detiene la producción de ambas hormonas.

Luego, el quimo se traslada al duodeno, donde se liberan varias hormonas, cada una con múltiples funciones. Algunos inhiben la digestión en el estómago. El péptido inhibidor gástrico (PIG) ralentiza la agitación estomacal. La secretina inhibe la producción de jugo gástrico y, junto con la colecistoquinina (CCQ), induce el esfínter pilórico entre el estómago y el duodeno para cerrar. Esto limita el volumen de quimo en el duodeno, acelerando la tasa de digestión.

Una vez que el quimo está en el duodeno, secretin provoca la liberación de bicarbonato del páncreas. Esto reduce la acidez del quimo, protegiendo el revestimiento sensible del duodeno y configurando un ambiente óptimo en el que las enzimas digestivas pueden funcionar. Las enzimas digestivas y la bilis se liberan del páncreas y la vesícula biliar cuando son estimuladas por CCQ, lo que permite que la digestión continúe a través del intestino delgado.

Al final del intestino delgado, en el íleon, se libera otra hormona: el péptido YY (PYY) justo cuando el quimo está pasando al intestino grueso. Esta hormona se libera con el tiempo, alcanzando un pico de aproximadamente 1-2 horas después de comer. Su función es ralentizar el paso del quimo hacia el intestino grueso para que el agua y los electrolitos puedan ser absorbidos al máximo. También sirve como una señal de saciedad al cerebro, lo que indica al organismo que deje de comer. El PYY puede desempeñar un papel en la obesidad. Se han observado niveles bajos del PYY en personas obesas en comparación con individuos no obesos. Un análogo sintético del PYY está siendo investigado como un posible tratamiento para la obesidad.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter