Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

18.7: las células gliales
TABLA DE
CONTENIDO

JoVE Core
Biology

This content is Free Access.

Education
Glial Cells
 
TRANSCRIPCIÓN

18.7: las células gliales

Visión general

Las células gliales son uno de los dos tipos principales de células en el sistema nervioso.Las células de glía comprenden astrocitos, oligodendrocitos, microglía y células ependimarias en el sistema nervioso central, y células satélite y Schwann en el sistema nervioso periférico. Estas células no se comunican a través de señales eléctricas como lo hacen las neuronas, pero contribuyen a prácticamente todos los otros aspectos de la función del sistema nervioso. En los seres humanos, el número de células gliales es aproximadamente igual al número de neuronas en el cerebro.

Las células gliales del sistema nervioso central

La glía en el sistema nervioso central (SNC) incluye astrocitos, oligodendrocitos, microglía y células ependimarias. Los astrocitos son el tipo más abundante de células gliales y se encuentran en patrones organizados y no superpuestos en todo el cerebro, donde se asocian estrechamente con las neuronas y capilares. Los astrocitos desempeñan numerosos papeles en la función cerebral, incluyendo la regulación del flujo sanguíneo y los procesos metabólicos, la homeostasis sináptica de iones y pH, y el mantenimiento de la barrera blood - brain.

Otra célula glial especializada, el oligodendrocitos, forma la vaina de mielina que rodea los axones neuronales en el SNC. Los oligodendrocitos extienden largos procesos celulares que se envuelven alrededor de los axones varias veces para formar este recubrimiento. La vaina de mielina es necesaria para la conducción adecuada de la señalización neuronal y aumenta en gran medida la velocidad a la que viajan estos mensajes.

La microglía, conocida como los macrófagos del SNC, es el tipo de célula glial más pequeño y se especializa en fagocitosis tanto de patógenos como de desechos. Protegen el SNC de agentes infecciosos y toxinas y se encargan de la poda sináptica durante el desarrollo.Aunque la microglía se considera células gliales, éstas tienen un origen único y separado en comparación con otros tipos de células gliales. LLos astrocitos y oligodendrocitos son producidos por glía radial, mientras que la microglía se origina en el saco vitelinoy migra al embrión al principio del desarrollo embrionario.

Por último, las células ependimarias son células en forma de cubo con protuberancias similares a cilios que recubren los ventrículos, donde producen líquido cefalorraquídeo(LCR). Las células ependimarias forman una barrera entre el cerebro y el CSB, filtrando sustancias potencialmente dañinas. Al igual que los astrocitos y los oligodendrocitos, las células ependimarias se originan a partir de la glía radial que se encuentra cerca de los ventrículos laterales.

Las células gliales del sistema nervioso periférico

En el sistema nervioso periférico (SNP), existen tipos similares pero distintos de células gliales. Por ejemplo, las funciones realizadas por los astrocitos del SNC se realizan en el SNP principalmente por células satélite, que son células gliales que proporcionan estructura, amortiguación y nutrientes a los cuerpos neuronales con los que se asocian. Otra célula glial de SNP, la célula Schwann, funciona como oligodendrocitos del SNC formando una vaina de mielina alrededor de los axones neuronales. Al igual que la mielinización en el SNC, la mielinización del axón SNP proporciona el aislamiento y la conductividad necesarios para la transmisión adecuada de señales eléctricas.

La importancia de la glía en la salud y en las enfermedades

Las células gliales son protectores y reguladores críticos del sistema nervioso.No sólo mantienen condiciones homeostáticas y contribuyen a la función cerebral de rutina, sino que también responden a las lesiones del sistema nervioso, a las infecciones, y a la enfermedad. Además,Además, la glía realiza funciones críticas durante el desarrollo embrionario del sistema nervioso. Estas células incluso contribuyen a la eliminación de conexiones neuronales innecesarias, un proceso llamado poda sináptica. Debido a la importancia de la glía en numerosos aspectos de la función cerebral, los defectos en una o más poblaciones de células gliales pueden conducir a condiciones neurológicas graves y debilitantes, incluyendo los trastornos del desarrollo, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, y muchos otros.

Durante el desarrollo, las células gliales proporcionan un andamiaje para que las neuronas migren y sus axones crezcan correctamente. Más adelante en la vida, traumatismos o enfermedades neurodegenerativas pueden causar la pérdida de conexiones neuronales que no se pueden regenerar, lo que conduce a un funcionamiento deteriorado o parálisis.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter