Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

6.5: Señalización autocrina
TABLA DE
CONTENIDO

JoVE Core
Biology

A subscription to JoVE is required to view this content. You will only be able to see the first 20 seconds.

Education
Autocrine Signaling
 
TRANSCRIPCIÓN

6.5: Autocrine Signaling

6.5: Señalización autocrina

Secreted signals can act on a variety of target cells. In some cases, the cell that secretes a signal also detects and responds to the signaling molecule it produces; this is called Autocrine Signaling.

Under normal physiological conditions, autocrine signaling is important for homeostasis. This process is well characterized in the macrophages of the immune system. Macrophages secrete a variety of signals including the cytokine Interleukin-1, IL-1. The secreting macrophages also possess membrane receptors for IL-1 that, when bound, can activate an intracellular signaling cascade. The resulting intracellular signals trigger the secretion of additional cytokines including more IL-1 from the target cell. Though IL-1 secreted by these macrophages can also bind to receptors on other cells and cell types, binding to the signaling cell is important in the regulation of signal production.

Autocrine signaling is also a major mechanism of cancer cell proliferation. Cancerous cells secrete a variety of growth signals to themselves, through autocrine signaling, and to nearby tissues. For example, progesterone appears to act in an autocrine manner in breast cancer, whereby progesterone binds to progesterone receptors on the signaling cell, stimulating the action of growth-promoting genes. Autocrine signaling can also play a role in the development of skin cancer by stimulating the development of new blood vessels that nourish tumor cells.

Las señales secretadas pueden actuar en una variedad de células diana. En algunos casos, la célula que secreta una señal también detecta y responde a la molécula de señalización que produce; esto se llama Señalización Autocrina.

En condiciones fisiológicas normales, la señalización autocrina es importante para la homeostasis. Este proceso se caracteriza bien en los macrófagos del sistema inmunitario. Los macrófagos secretan una variedad de señales incluyendo la citoquina Interleucina-1, IL-1. Los macrófagos secretores también poseen receptores de membrana para IL-1 que, cuando se une, pueden activar una cascada de señalización intracelular. Las señales intracelulares resultantes desencadenan la secreción de citoquinas adicionales, incluyendo más IL-1 de la célula objetivo. Aunque IL-1 secretado por estos macrófagos también puede unirse a receptores en otras células y tipos de células, la unión a la célula de señalización es importante en la regulación de la producción de señal.

Señalización autocrina es también un mecanismo importante de proliferación de células cancerosas. Las células cancerosas secretan una variedad de señales de crecimiento para sí mismas, a través de la señalización autocrina y a los tejidos cercanos. Por ejemplo, la progesterona parece actuar de manera autocrina en el cáncer de mama, por lo que la progesterona se une a los receptores de progesterona en la célula de señalización, estimulando la acción de los genes que promueven el crecimiento. La señalización autocrina también puede desempeñar un papel en el desarrollo del cáncer de piel estimulando el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos que nutren las células tumorales.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter