Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

34.4: Introducción a las plantas con semillas
TABLA DE
CONTENIDOS

JoVE Core
Biology

Se requiere una suscripción a JoVE para ver este contenido. Sólo podrás ver los primeros 20 segundos.

Education
Introduction to Seed Plants
 
TRANSCRIPCIÓN

34.4: Introducción a las plantas con semillas

La mayoría de las plantas son plantas con semillas&mdash, caracterizadas por semillas, polen y gametofitos reducidos. Las plantas con semillas incluyen las gimnospermas y las angiospermas.

Las gimnospermas — las cícadas, el ginkgo biloba, las gnetofitas y las coníferas— suelen formar conos. Los conos de polen contienen gametofitos masculinos. Los conos ovulados contienen gametofitos femeninos y forman semillas expuestas cuando son fecundadas.

Las angiospermas, el grupo más diverso y ubicuo de plantas terrestres, forman flores y frutas. Al igual que los conos de las gimnospermas, las flores y el fruto de las angiospermas permiten la reproducción sexual.

Las flores facilitan la dispersión del polen. Las estructuras florales fértiles —estambres y carpelos— contienen gametofitos masculinos y femeninos, respectivamente. Las frutas facilitan la dispersión de las semillas, a menudo formándose después de que las flores hayan liberado el polen. A medida que las semillas se desarrollan a partir de los óvulos fecundados de una flor, la pared del ovario se espesa, formando un fruto que contiene semillas.

Las angiospermas fueron históricamente categorizadas como monocotiledóneas o dicotiledóneas basados en su número de cotiledones, u hojas de semillas. Sin embargo, sobre la base de la evidencia genética, la mayoría de las especies clásicamente consideradas dicotiledóneas ahora se llaman eudicotiledóneas. Las legumbres (por ejemplo, los frijoles) y la mayoría de los árboles con flores más conocidos (por ejemplo, robles) son eudicotiledóneas.

Las otras dicotiledóneas anteriores pertenecen a uno de los cuatro pequeños linajes. Tres de ellos —Amborella, nenúfares y anís estrellado y sus parientes— se consideran angiospermas basales debido a su divergencia temprana de las angiospermas ancestrales. El cuarto grupo, las magnólidas, contiene miles de especies, incluidas las magnolias.

Algunos ejemplos de monocotiledóneas incluyen las orquídeas, las hierbas, las palmas, el maíz, el arroz y el trigo. Aparte del número de cotiledones, hay otras características que distinguen a las monocotiledóneas de las eudicotiledóneas. Las venas de las hojas son típicamente paralelas en las monocotiledóneas y en forma de red en las eudicotiledóneas. En los tallos, el tejido vascular suele estar disperso en las monocotiledóneas y en forma de anillos en las eudicotiledóneas. A diferencia de las eudicotiledóneas, las monocotiledóneas generalmente carecen de una raíz primaria. Los granos de polen suelen tener una abertura en las monocotiledóneas y tres aberturas en eudicotiledóneas. Finalmente, los órganos florales se encuentran a menudo en múltiplos de tres en monocotiledóneas y múltiplos de cuatro o cinco en eudicotiledóneas.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter