Waiting
Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

35.6: Cultivo de tejidos vegetales
TABLA DE
CONTENIDOS

JoVE Core
Biology

Se requiere una suscripción a JoVE para ver este contenido. Sólo podrás ver los primeros 20 segundos.

Education
Plant Tissue Culture
 
TRANSCRIPCIÓN

35.6: Cultivo de tejidos vegetales

El cultivo de tejido vegetal es ampliamente utilizado en la ciencia primaria y aplicada. Las aplicaciones van desde estudios de desarrollo de plantas hasta estudios genéticos funcionales, mejora de cultivos, micropropagación comercial, eliminación de virus y conservación de especies raras.

El cultivo del tejido vegetal depende de la capacidad del tejido vegetal para dar lugar a toda una nueva planta cuando se proporciona un medio de crecimiento y un entorno adecuado. Esta capacidad de las células o tejidos vegetales se denomina ' totipotencia'.

Los pasos fundamentales del cultivo de tejido vegetal son cuatro:

  1. Seleccione una planta madre sana (explante).
  2. Elimine cualquier contaminación microbiana de cualquier superficie expuesta del explante.
  3. Inoculación del explante en un medio de cultivo adecuado.
  4. Incubación del explante en un ambiente controlado con temperatura, humedad, calidad del aire e iluminación adecuadas.

También hay cuatro tipos diferentes de cultivo de tejido vegetal, que se pueden elegir en función de los objetivos del cultivo, o de las especies de plantas:

  1. cultivo celular (como células gaméticas, suspensión de células y cultivo de protoplastos).
  2. cultivo de tejido (callos y tejidos diferenciados).
  3. cultivo de órganos (cualquier órgano como raíces, brotes y anteras).

Una de las aplicaciones populares del cultivo de tejido vegetal es la propagación clonal in vitro, también conocida como micropropagación. El cultivo de tejidos vegetales, en este caso, puede ayudar en la reproducción de plantas que tienen problemas con la germinación de semillas (plantas recalcitrantes), o tienen una viabilidad de las semillas corta. Aunque la micropropagación se puede aplicar a cualquier especie, se recomienda para plantas comercialmente esenciales o aquellas en riesgo de extinción. Por ejemplo, la micropropagación es ampliamente utilizada para el cultivo de orquídeas como Paphiopedilum delenatii - una especie nativa del Himalaya. Estas orquídeas se propagan tradicionalmente a través de semillas. Sin embargo, las orquídeas maduras tardan unos 2-3 años en producirlas. Por lo tanto, el cultivo de tejidos vegetales se ha convertido en un método ideal para proteger a esta especie de la extinción y lograr la viabilidad comercial.

La micropropagación se puede llevar a cabo de tres maneras diferentes:

  1. usando un cogollo apical o axilar.
  2. usando la yema adventicia.
  3. a través de la formación de un embrión somático, utilizando células vegetales madre somáticas.

El éxito de cada una de las técnicas depende de los antecedentes genéticos, los medios de cultivo y las condiciones de incubación.

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
Simple Hit Counter