Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

30.5: Las zonas híbridas
TABLA DE
CONTENIDO

JoVE Core
Biology

This content is Free Access.

Education
Hybrid Zones
 
TRANSCRIPCIÓN

30.5: Las zonas híbridas

Las zonas híbridas son regiones estrechas en las que dos especies estrechamente relacionadas interactúan, se aparean y producen híbridos. En relación con cualquiera de las especies madre, los híbridos pueden poseer diferencias fenotípicas o genéticas distintas que afectan a su supervivencia y al éxito reproductivo. Las variaciones genéticas introducidas por la hibridación influyen en la diversidad de las especies y en los procesos de especiación dentro de la zona híbrida.

El flujo genético y la selección natural son mecanismos evolutivos que dan forma al resultado de una zona híbrida. El flujo génico distribuye, homogeneiza y preserva la variación genética entre las poblaciones, mientras que la selección natural reduce la variación genética al favorecer sólo a los individuos más aptos en una población. Por lo tanto, si surge una barrera al intercambio genético, la población aislada se vuelve más distinta o diverge.

Sin embargo, si esa barrera se rompe, la población y su homóloga previamente aislada pueden entrecruzarse y producir híbridos. Dependiendo de la aptitud híbrida, las poblaciones pueden: (1) reducir el flujo genético híbrido reforzando la selección contra los híbridos, (2) promover el flujo genético híbrido, haciendo que las poblaciones parentales e híbrida se fusionen, o (3) preservar el flujo genético, permitiendo que existan las poblaciones parentales e híbridas de manera estable.

Las zonas híbridas siguen el contacto de especies primarias o secundarias. La mayoría de las zonas híbridas son el resultado del contacto secundario, donde dos poblaciones separadas geográficamente restablecen el flujo genético. El contacto primario, aunque menos común, implica la selección natural entre las poblaciones vecinas dentro de un rango geográfico compartido. Dado que el contacto primario y secundario produce resultados genéticos y fenotípicos similares, los dos son difíciles de distinguir.

Los científicos pueden observar la frecuencia de un gen o fenotipo, o clina, a través de un área geográfica. Las frecuencias pueden cambiar abruptamente en la zona híbrida, creando una clina escalonada. Por ejemplo, la frecuencia de genes específicos de los sapos de vientre de fuego disminuye de casi el 100% en su área de distribución geográfica al 50% en la zona híbrida y al 0% dentro de la zona de distribución del sapo de vientre amarillo. Las clinas reflejan el flujo genético o la selección natural que afecta a las poblaciones que se entrecruzan.

Las zonas híbridas son laboratorios naturales para estudiar los mecanismos y procesos involucrados en la divergencia y la especiación. La hibridación crea una variación genética que produce adaptaciones novedosas y, por lo tanto, diversidad de especies. Los científicos pueden analizar múltiples clinas para caracterizar el flujo genético y la selección natural que ocurre dentro de una zona híbrida. Este conocimiento permite a los científicos estimar mejor cómo los diferentes factores afectan a las especies y poblaciones.


Lectura sugerida

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter