Login processing...

Trial ends in Request Full Access Tell Your Colleague About Jove

Medicine

Eficacia terapéutica de un suplemento dietético para la Gestión de la halitosis en los perros

doi: 10.3791/52717 Published: July 6, 2015

Abstract

La halitosis es una queja común en el que los problemas sociales y de comunicación en los seres humanos y también afecta a la relación mascota-dueño. En este cruce de evaluación clínico aleatorizado y controlado con placebo, se evaluó la eficacia de un suplemento dietético dedicada a mejorar la halitosis crónica en 32 perros de diferentes razas y edades. Este protocolo describe cómo evalute la presencia de compunds suphur volátiles orales, por ejemplo, metil mercaptano, sulfuro de hidrógeno y sulfuro de dimetilo, por medio de un dispositivo portátil cromatógrafo de gases acoplado con una jeringa, que se utilizó para recoger el aliento, y un software dedicado, lo que permite al operador controlar cada concentración de compuesto durante cada medición, en un tiempo relativamente corto (8 minutos).

Se observó una modificación significativa de los parámetros de halitosis después de 30 días desde el inicio del tratamiento (p <0,05), mientras que un efecto de larga duración se observó aún incluso 20 días after la suspensión del tratamiento. Cromatógrafo de gas portátil, que también se usa ampliamente en la práctica clínica, se puede, por tanto, utilizarse para confirmar y controlar la halitosis en los seres humanos y los animales. A pesar de que las especies humanas y animales presentan algunas diferencias, esta terapia innovadora y alternativa para la gestión de la halitosis podría ser extendido a la práctica clínica humana como un enfoque dietética adyuvante.

Introduction

El mal olor bucal, también conocido por el término halitosis, es una queja común que causa vergüenza en las relaciones sociales interpersonales 1 tanto como el mal olor corporal 2. Aunque la mayoría de los datos epidemiológicos sobre el mal olor oral está limitado en la precisión y la sensibilidad debido a una auto-estimación subjetiva, los estudios informan de que el 30-50% de la población está afectada por esta patología 3-6. Algunos estudios también han evidenciado que es más frecuente en hombres que en mujeres sin importar la edad, con una relación 3: 1 y la relación es ligeramente más alta en personas mayores de 20 años 7.

La halitosis puede ser organizado en función de su etiología: tipo 1 (oral), tipo 2 (vías respiratorias), tipo 3 (gastroesofágico), tipo 4 (transmitida por la sangre) y tipo 5 (subjetiva); Sin embargo, se ha planteado la hipótesis de que la halitosis podría ser potencialmente considera la suma de estos tipos en cualquier combinación, superpuesta sobre el olor fisiológica presente en la salud (Tipo 0) 8,9. Scully et al., que describe ampliamente y etiopatogenia y la gestión de la halitosis caracteriza, informó que en algunos pacientes que tiene una etiología extra-oral y, en algunas de ellas, las anomalías metabólicas están involucrados 10. Los autores señalaron que los compuestos volátiles de azufre (VSC) y algunos factores predisponentes, por ejemplo, mala higiene oral, hiposalivación, aparatos dentales, gingivales y la enfermedad periodontal y la enfermedad de las mucosas, son los principales responsables del mal olor. Además, propusieron mejorar la salud oral, terapias contra el mal olor y mal olor counteractives como un enfoque convencional básica. Por otra parte, también proponen el uso de probióticos y vacunas contra las bacterias que causan mal olor.

Compañeros humanos y animales, es decir. gatos y perros, pueden ser afectados por las reacciones adversas relacionadas con los alimentos que pueden implicar varios sistemas tales como el tracto intestinal, cutánea, otológica, ocular, urinario y sistemas respiratorios 11-13. Sin embargo, varios estudios en animales han señalado que la cámara nasal es uno de los sistemas más involucradas en el sarro 14, estomatitis 15 y 16 halitosis son muy a menudo presentes. Además, las bacterias que causan la halitosis pueden transmitirse de animales de compañía a los humanos 17. Iwanicka-Grzegorek cuantifica los compuestos de azufre y aminas de bajo peso molecular en la saliva de 84 pacientes que sufren de halitosis y 40 controles sanos. Más del 80% de los pacientes pertenecientes al grupo de la halitosis informó que tienen mascotas en la infancia (p <0,001) y más del 70% todavía era dueño de una mascota (P <0,001).

Por lo tanto la nutrición puede utilizarse para gestionar la halitosis. Por otra parte, la nutrición juega un papel fundamental en el desarrollo de los dientes, la integridad del tejido oral y de las encías, la resistencia ósea e incluso gestión de la enfermedad dental y oral 18. Sobre la base de estas consideraciones, en la Asociación Italiana para la Investigación de Enfermedades Oncológicas (AIRMO) Centro, Corremos un crossover evaluación clínico controlado con placebo aleatorio con 32 perros que sufren de halitosis con el fin de investigar la eficacia de un suplemento dietético vs. un alimento para mascotas disponible comercialmente.

Protocol

Esta evaluación clínica fue planeado de acuerdo con la legislación europea (86/609 / UE) y el protocolo experimental fue aprobado por el Comité de Ética y Bienestar Animal del Centro de Investigación AIRMO (Milán, Italia).

1. Los perros y Selección Food

  1. Aleatoriamente dividir 32 perros de diferentes razas (7,01 ± 0,20 años [media ± error estándar de la media (SEM)]; 34,05 ± 1,47 Kg [media ± SEM]; 12 varones y 20 mujeres) que sufren de halitosis crónica en 2 grupos, proporcionándoles ya sea con el suplemento dietético o el placebo durante un período de 30 días.
  2. Asegúrese de que cada perro recibe la dosis apropiada de suplemento dietético o placebo basado en el peso del animal en kilogramos, de acuerdo con las instrucciones del fabricante. (Tabla 1).
  3. Después de un tratamiento de 30 días, asegúrese de que ambos grupos tienen 10 días vaciar este, donde todos los animales son alimentados con placebo. Al final deel período de lavado, el régimen de alimentación para los dos grupos se invierten de manera que el grupo de control recibe el suplemento dietético durante otros 30 días y el grupo de tratamiento recibe el placebo.
  4. Dos inspecciones veterinarias realizadas en los perros en dos grupos, uno antes y otro después del tratamiento de 30 días.

2. El cromatógrafo de gases

Nota: El cromatógrafo de gas es un dispositivo portátil que mide los compuestos volátiles de azufre (VSC), sulfuro de hidrógeno, metil mercaptano, y sulfuro de dimetilo, que son los principales factores causantes de la halitosis, proporcionando información sobre la concentración de cada gas medido. Midiendo cada VSC ayuda a identificar la causa de la halitosis y evaluar la eficacia del tratamiento.

  1. Usando el procedimiento descrito en los apartados 3 y 4, examine los compuestos volátiles de azufre (VSC) antes del tratamiento con el suplemento dietético (tiempo 0), 10 días después del tratamiento (hora 10), 20 días después del tratamiento (tiempo20) y al final del tratamiento (tiempo 30).

3. Ajuste cromatógrafo de gases

  1. Encienda el interruptor principal en la parte posterior de la unidad. Nota: La pantalla inicial muestra la palabra "MODO MEDIDA".
  2. Pulse la tecla ENTER para seleccionar el modo de medición.
    Nota: ESPERA se muestra en la pantalla y se muestra el tiempo de espera necesario para estabilizar el dispositivo de medición junto a la palabra "CONTADOR". Cuando ha llegado el tiempo de espera a su fin, el dispositivo está listo para medir de forma automática y el indicador READY se enciende.

4. Los perros Breath muestreo y análisis

  1. Ejecute el software Data Manager.
  2. Haga clic en "medición" después de confirmar que "el estado actual" es "Listo para medir"
  3. Introduzca ID y haga clic en "Seleccionar". Nota: Se muestra un mensaje en la esquina superior derecha de la ventana.
    1. Si el mensaje que aparece es & #8220; Inyectar gas por vía oral ", iniciar la medición.
    2. Si el mensaje que aparece es "El dispositivo se está listo", y luego esperar.
  4. Por medio de una jeringa desechable de 1 ml, recoger el aliento de la boca del perro mediante la colocación de la jeringa en la comisura labial del perro, lentamente tirando del émbolo y retirar la jeringa de la boca del perro.
  5. Ajustar el volumen de la jeringa a 1 ml.
  6. Coloque la aguja suministrada al extremo de la jeringa y, después de abrir la tapa, expulsar la muestra en la entrada de la unidad principal dispositivo empujando el émbolo.
    Nota: Las mediciones se inician automáticamente y la lámpara indicador READY se apaga. La medición se completó en 8 min y el resultado se muestra automáticamente (visualización se puede cambiar a "Cromatograma"). La ventana de Juicio aparece al completar la medición. Historia Medición y datos medidos se pueden visualizar.
  7. Presione ENTER para almacenar el resultado into de la unidad.
    Nota: Los datos se expresan en unidades estándar de partes por billón (ppb) y / o gas natural / 10 ml.
  8. Luego, espere 1 minuto para estabilizar el dispositivo y realizar una nueva medición. Nota: Al final de este tiempo, la lámpara se enciende lo que significa que el dispositivo está listo.

Representative Results

Tanto el placebo y el suplemento dietético se ajustaron a fin de proporcionar la ingesta nutricional y calórico similar y para satisfacer las necesidades nutricionales de los perros adultos, en particular. Su composición analítica fue: 26% de proteína bruta, materias grasas brutas 13%, fibra cruda 2,5%, ceniza cruda 8% y se metaboliza Energía (EM) de 3464 kcal / kg. Energía metabolizada se calculó de acuerdo a las directrices nutricionales para alimento completo y complementario para gatos y perros por The European Pet Federación de la Industria Alimentaria. Placebo se compone de carne deshidratada de pollo, arroz, grasa animal, huevos deshidratados, avena, pulpa de remolacha seca, semillas de lino, proteínas animales hidrolizadas, aceite de pescado, aceite vegetal, carbonato de calcio, levadura de cerveza seca, fosfato monocálcico, cloruro de sodio. Suplemento dietético difería del placebo para la presencia de sustancias activas contenidas en prensados ​​en frío tabletas en forma de corazón especial (patente europea n. EP 2526781) incluido en el i alimento completona porcentaje de 6-7%, y para la fuente de proteína, harina de pescado en lugar harina de pollo. Los comprimidos contienen propóleo (0,0161%), Salvia officinalis (0,0087%), albúmina de huevo (lisozima 0,0078%), extracto de naranja deshidratada (bioflavonoides 0,0077%), Thymus vulgaris (0,0127%), Ribes nigrum (0,0040%).

Se analizaron los datos, presentados como las medias ± error estándar de la media y se comprobó la normalidad mediante la prueba de normalidad D'Agostino-Pearson. A t-test múltiple se utilizó para comparar los cambios en VSCs puntuación durante el seguimiento en comparación con la línea base para cada modalidad de tratamiento.

La Figura 1A muestra una disminución significativa en la concentración de sulfuro de hidrógeno en los animales tratados, a partir de un valor basal de 0,43 ng / ml a 0,06 ng / ml, después de 30 días de tratamiento. La Figura 1B muestra una disminución significativa de la concentración de metil mercaptano en los animales tratados, de una basevalor de 0,30 ng / ml a 0,06 ng / ml, después de 30 días de tratamiento. La Figura 1C muestra una disminución significativa en la concentración de sulfuro de dimetilo en los animales tratados, a partir de un valor basal de 0,28 ng / ml a 0,13 ng / ml, después de 30 días de tratamiento .

La Figura 2A muestra una disminución significativa en la concentración de sulfuro de hidrógeno, a partir de un valor basal de 0,37 ng / ml a 0,10 ng / ml, después de 20 días de tratamiento. En la Figura 2B se observa una tendencia similar también para el metil mercaptano que muestra una disminución significativa de la concentración de compuesto, a partir de un valor basal de 0,24 ng / ml a 0,05 ng / ml, después de 30 días de tratamiento. En cuanto a sulfuro de dimetilo, la Figura 2C, una disminución significativa de la concentración de compuesto, a partir de un valor basal de 0,32 ng / ml a 0,11 ng ​​/ ml, se observó después de 30 días de tratamiento.

PESO CORPORAL DIETÉTICA IMPORTE SUPLEMENTO POR DIA (g)
1 - 10 30-180
11 - 20 190-300
21 - 35 310-455
36 - 50 465-595

Tabla 1: Cantidad Diaria de Alimentación proporcionada a los perros.

Figura 1
Figura 1: (A) Representación gráfica de sulfuro de hidrógeno Tendencia Concentración en tratados (n = 16) versus control (n = 16) Grupo Durante los 30 días del período de tratamiento; * P <0,05; (B) Representación gráfica de metilmercaptano Tendencia Concentración en tratados (n = 16) versus control (n = 16) Grupo Durante los 30 días del período de tratamiento; * P <0,05; (C)Representación gráfica de la tendencia de concentración Dimetil Sulfuro de tratados (n = 16) versus control (n = 16) Grupo Durante los 30 días del período de tratamiento; * P <0,05.

Figura 2
Figura 2: (A) Representación gráfica de las tendencias de concentración de sulfuro de hidrógeno en el tratado (n = 16) versus control (n = 16) Grupo después de los 10 Días período de lavado; * P <0,05; (B) Representación gráfica de metilmercaptano Tendencia Concentración en tratados (n = 16) versus control (n = 16) Grupo después de los 10 Días período de lavado; * P <0,05; (C) Representación gráfica de Dimetil Sulfuro Tendencias de concentración en el Tratado (n = 16) versus control (n = 16) Grupo después de los 10 Días período de lavado; * P <0,05.

Discussion

La halitosis es un problema común en los perros, lo que representa un problema psicosocial que afecta significativamente la relación mascota-dueño 19. El mal aliento proviene de metabolismo microbiano de ambos sustratos proteicos exógenos y endógenos dentro de la cavidad oral 20 que da lugar a la producción de compuestos de azufre volátiles, y se ve agravada por otros factores, como la gingivitis necrosante aguda ulcerativa, sitio de la extracción infectados, escombros bajo los aparatos dentales, úlceras, tonsilolitos y baja 21-23 higiene. Los principales agentes responsables de la producción de mal aliento son las bacterias Gram-negativas 24 y su aumento está relacionado con un engrosamiento de la placa dental 25. La buena higiene oral junto con dietas específicas puede reducir la carga microbiana a nivel fisiológico, reduciendo la halitosis y evitar gingivitis y enfermedades periodontales que tienen efectos desagradables en el aliento 26.

Esta opinión está respaldada por nuestra study que muestra que, después de 10 días de ingesta de suplemento dietético, una mejora general se observó en 29 de 32 perros (90%) que presentan un mal olor-moderateto severa y, al final de la evaluación, 19 de 29 perros (65% ) que logró una mejora adquirió una condición fisiológica estable con respecto a la concentración de VSC.

Nuestra investigación aborda el tema muy interesante de la posible administración de un suplemento dietético para perros con mal olor del aliento por básicamente la introducción de proteínas hidrolizadas de pescado, salvia, Ribes nigrum L., Tomillo, lisozima, propóleos, bioflavonoides y vitamina C en el horario nutricional diario. Estos compuestos, ampliamente utilizados en la medicina tradicional, han sido ya demostrado ser eficaces tanto in vitro como in vivo.

Específicamente, las proteínas de pescado se eligieron sobre la base de estudios cromatográficos anteriores, que señaló la presencia de grandes cantidades de sulfuro de hidrógeno, metanotiol, etanotiol, sulfuro de dimetilo y sulfuro de etileno en las proteínas de carne 27. Literatura estudios también han demostrado una actividad antimicrobiana de la salvia y Ribes nigrum L. Contra Streptococcus mutans que se sabe que es uno de los patógenos orales (junto con Porphyromonas gingivalis y Candida albicans) responsables de mal olor oral y la formación de la caries dental 28-30. Bioflavonoides y vitamina C han sido reconocidos como los dos agentes antiinflamatorios y bacteriostáticas que limitan el crecimiento de ciertas bacterias asociadas con enfermedades periodontales 31.

En cuanto a propóleos y tomillo, una reducción en la producción del mal olor de todo incubaron saliva fue demostrado por Sterer et al. 32 La actividad bacteriostática de propóleos ha sido ampliamente demontrated en la literatura, que van desde la limitación de la cantidad de placa bacteriana 33-37 a la disminución de la tolerancia de microorganismos a pH ácido 38 39. Por otra parte, el propóleos se ha demostrado eficaz en la reducción de caries de los dientes en ratas que limitan el número de microorganismos, lo que frena la síntesis de glucanos insolubles, y la actividad de glucosiltransferasa 40.

Nuestro estudio presenta algunas limitaciones tales como la sensibilidad del instrumento, si se compara con otras técnicas disponibles (por ejemplo, lleno de baches nanoestructura hemitube WO3 asistido por O modificación de la superficie 2 de plasma con funcionalización de material a base de grafeno 41, de SnO electrospun 2 nanofibras sensibilizados con reducida de óxido de grafeno nanoláminas 42, benzoil-DL-arginina-naftilamida (BANA) de prueba 43, High Performance Liquid Chromatography (HPLC) 44 y Solid-Phase Micro Extracción-Cromatografía de Gases / Espectrometría de Masas (SPME-GC / MS 45). Por otro lado, el dispositivo empleado en este estudio podría permitir, por instANCE, recopilación de datos rápida para lograr rápidamente un diagnóstico precoz del virus de la hepatitis B, que también se caracteriza por niveles elevados de sulfuro dimethile 46 o para establecer un estado de enfermedad sistémica y / o respiratorias (como la neumonía, enfisema pulmonar y bronquitis) que son caracterizado por el sulfuro de hidrógeno elevada, metil mercaptano y los niveles de sulfuro de dimetilo 47.

Durante el procedimiento nos dimos cuenta de que el tiempo disponible para recoger el aliento de la boca de un perro fue ligeramente inferior a la requerida (pocos segundos contra 30 seg sugeridos por el fabricante). Este problema fue superado con éxito mediante la repetición de cada medición tres veces. Un paso crítico durante el experimento fue recogida aliento. Para no dejar al perro con la boca abierta durante demasiado tiempo sin dañar la jeringa, colocamos la jeringa en comisura labial del perro con el fin de recopilar de forma segura el aliento.

Como se observaen los seres humanos, otras aplicaciones de esta técnica será la prevención de enfermedades relacionadas con el aliento, es decir, sistémica y respiratoria, en los perros y más generalmente en animales domésticos. En resumen, nuestro estudio mostró que el suplemento dietético era eficaz en la reducción de la halitosis crónica en perros. Nuestros resultados podrían ser también de acuerdo con lo que se propone por Porter et al., Que la hipótesis de una posible interacción entre la halitosis y el tracto gastrointestinal lo que sugiere que una terapia para la halitosis con origen oral también podría tener algún efecto sobre la composición de las bacterias intestinales que se sabe que ser responsable, en algunos casos, para la producción de compuestos de azufre volátil 48. Sin embargo, una disbiosis también puede ocurrir después de un uso masivo de antibióticos 49, o carne derivados de ganaderías intensivas y de uso común en la mayoría de los animales y la alimentación humana 50,51.

Disclosures

Los autores no tienen nada que revelar.

Acknowledgments

Esta opinión no fue apoyado por becas. Nos thankSanypet Spa (Padua, Italia) por la amabilidad de ofrecer el suplemento dietético y el placebo utilizado en este estudio. También agradecemos a San Comunidad Patrignano que participó amablemente en el estudio mediante el suministro de todos los perros.

Materials

Name Company Catalog Number Comments
OralChroma CHM-1 FIS Inc. 10061285 portable gas cromatograph
FORZA10 Oral Active SANYpet .Sp.a. dietary supplement
InJ/Light-100 PCS Rays S.p.a. INJ5171112 disposable syringes 

DOWNLOAD MATERIALS LIST

References

  1. Bosy, A. Oral malodor: philosophical and practical aspects. Journal (Canadian Dental Association). 63, 196-201 (1997).
  2. Lee, S. S., Zhang, W., Li, Y. Halitosis update: a review of causes, diagnoses, and treatments). Journal of the California Dental Association. 35, 258-260 (2007).
  3. Tessier, J. F., Kulkarni, G. V. Bad breath: etiology, diagnosis and treatment. Oral Health. 81, 19-22, 24 (1991).
  4. Sanz, M., Roldan, S., Herrera, D. Fundamentals of breath malodour. The journal of Contemporary Dental Practice. 2, 1-17 (2001).
  5. Outhouse, T. L., Al-Alawi, R., Fedorowicz, Z., Keenan, J. V. Tongue scraping for treating halitosis. The Cochrane Database of Systematic Reviews. (2006).
  6. Liu, X. N., et al. Oral malodor-related parameters in the Chinese general population. Journal of Clinical Periodontology. 33, 31-36 (2006).
  7. Nadanovsky, P., Carvalho, L. B., Ponce de Leon, A. Oral malodour and its association with age and sex in a general population in Brazil. Oral Diseases. 13, 105-109 (2007).
  8. Aydin, M., Harvey-Woodworth, C. N. Halitosis: a new definition and classification. British Dental Journal. 217, E1 (2014).
  9. Porter, S., Fedele, S. Summary of: Halitosis: a new definition and classification. British Dental Journal. 217, 32-33 (2014).
  10. Scully, C., Greenman, J. Halitology (breath odour: aetiopathogenesis and management. Oral Diseases. 18, 333-345 (2012).
  11. Gaschen, F. P., Merchant, S. R. Adverse food reactions in dogs and cats. The Veterinary clinics of North America. Small Animal Practice. 41, 361-379 (2011).
  12. Mandigers, P., German, A. J. Dietary hypersensitivity in cats and dogs. Tijdschrift voor Diergeneeskunde. 135-710 (2010).
  13. Skypala, I. Adverse food reactions--an emerging issue for adults. Journal of the American Dietetic Association. 111, 1877-1891 (2011).
  14. Larsen, J. Oral products and dental disease. Compendium (Yardley, PA). 32, E4 (2010).
  15. Addie, D. D., Radford, A., Yam, P. S., Taylor, D. J. Cessation of feline calicivirus shedding coincident with resolution of chronic gingivostomatitis in a cat. The Journal of Small Animal Practice. 44, 172-176 (2003).
  16. Simone, A., Jensen, L., Setser, C., Smith, M., Suelzer, M. Assessment of oral malodor in dogs. Journal of veterinary. 11, 71-74 (1994).
  17. Iwanicka-Grzegorek, E., et al. Is transmission of bacteria that cause halitosis from pets to humans possible. Oral Diseases. 11, Suppl 1. 96-97 (2005).
  18. Logan, E. I. Dietary influences on periodontal health in dogs and cats. The Veterinary Clinics of North America. Small Animal Practice. 36, 1385-1401 (2006).
  19. Rawlings, J. M., Culham, N. Halitosis in dogs and the effect of periodontal therapy. The Journal of Nutrition. 128, 2715s-2716s (1998).
  20. Weinberg, M. A., Wesphal, C., Froum, S. J., Palat, M., Schoor, R. Comprehensive Periodontics for the Dental Hygienist WEINBERG Mea A., WESTPHAL Cheryl, FROUM Stuart J., PALAT Milton, SCHOOR Robert: Librairie Lavoisier. 544, Third Edition, (2009).
  21. Lee, P. P., Mak, W. Y., Newsome, P. The aetiology and treatment of oral halitosis: an update. Hong Kong medical journal = Xianggang yi xue za zhi / Hong Kong Academy of Medicine. 10, 414-418 (2004).
  22. Laine, M. L., Slot, D. E., Danser, M. M. Halitosis. A common problem. Nederlands Tijdschrift voor Tandheelkunde. 118, 607-611 (2011).
  23. Warrick, J. M., Inskeep, G. A., Yonkers, T. D., Stookey, G. K., Ewing, T. H. Effect of clindamycin hydrochloride on oral malodor, plaque, calculus, and gingivitis in dogs with periodontitis. Veterinary Therapeutics : Research in Applied Veterinary Medicine. 1, 5-16 (2000).
  24. Nakano, Y., Yoshimura, M., Koga, T. Methyl mercaptan production by periodontal bacteria. International Dental Journal. 52, Suppl 3. 217-220 (2002).
  25. Ritz, H. L. Microbial population shifts in developing human dental plaque. Archives of Oral Biology. 12, 1561-1568 (1967).
  26. Culham, N., Rawlings, J. M. Oral malodor and its relevance to periodontal disease in the dog. Journal of Veterinary Dentistry. 15, 165-168 (1998).
  27. Qvist, I. H., Von Sydow, E. C. F. Unconventional proteins as aroma precursors. Chemical analysis of the volatile compounds in heated soy, casein, and fish protein model systems. Journal of Agricultural and Food Chemistry. 22, 1077-1084 (1021).
  28. Sterer, N., et al. Oral malodor reduction by a palatal mucoadhesive tablet containing herbal formulation. Journal of Dentistry. 36, 535-539 (2008).
  29. Greenberg, M., Urnezis, P., Tian, M. Compressed mints and chewing gum containing magnolia bark extract are effective against bacteria responsible for oral malodor. J.Journal of Agricultural and Food Chemistry. 55, 9465-9469 (2007).
  30. Ikuta, K., et al. Anti-viral and anti-bacterial activities of an extract of blackcurrants (Ribes nigrum L). Microbiology and Immunology. 56, 805-809 (2012).
  31. Chatterjee, A., Saluja, M., Agarwal, G., Alam, M. Green tea: A boon for periodontal and general health. Journal of Indian Society of Periodontology. 16, 161-167 (2012).
  32. Sterer, N., Rubinstein, Y. Effect of various natural medicinals on salivary protein putrefaction and malodor production. Quintessence International. 37, 653-658 (2006).
  33. Steinberg, D., Kaine, G., Gedalia, I. Antibacterial effect of propolis and honey on oral bacteria. American Journal of Dentistry. 9, 236-239 (1996).
  34. Koo, H., et al. In vitro antimicrobial activity of propolis and Arnica montana against oral pathogens. Archives of Oral Biology. 45, 141-148 (2000).
  35. Botushanov, P. I., Grigorov, G. I., Aleksandrov, G. A. A clinical study of a silicate toothpaste with extract from propolis. Folia Medica. 43, 28-30 (2001).
  36. Jeon, J. G., Rosalen, P. L., Falsetta, M. L., Koo, H. Natural products in caries research: current (limited) knowledge, challenges and future perspective. Caries Research. 45, 243-263 (2011).
  37. Jafarzadeh Kashi, T. S., et al. Evaluating the In-vitro Antibacterial Effect of Iranian Propolis on Oral Microorganisms. Iranian Journal of Pharmaceutical Research : IJPR. 10, 363-368 (2011).
  38. Duarte, S., et al. The influence of a novel propolis on mutans streptococci biofilms and caries development in rats. Archives of Oral Biology. 51, 15-22 (2006).
  39. Ozan, F., et al. Effect of mouthrinse containing propolis on oral microorganisms and human gingival fibroblasts. European Journal of Dentistry. 1, 195-201 (2007).
  40. Ikeno, K., Ikeno, T., Miyazawa, C. Effects of propolis on dental caries in rats. Caries Research. 25, 347-351 (1991).
  41. Choi, S. J., et al. Fast responding exhaled-breath sensors using WO3 hemitubes functionalized by graphene-based electronic sensitizers for diagnosis of diseases. ACS Applied Materials & Interfaces. 6, 9061-9070 (2014).
  42. Choi, S. J., et al. Selective detection of acetone and hydrogen sulfide for the diagnosis of diabetes and halitosis using SnO(2) nanofibers functionalized with reduced graphene oxide nanosheets. ACS Applied Materials & Interfaces. 6, (2), 2588-2597 (2014).
  43. Aylikci, B. U., Colak, H. Halitosis: From diagnosis to management. Journal of Natural Science, Biology, and Medicine. 4, 14-23 (2013).
  44. Goldberg, S., et al. Cadaverine as a putative component of oral malodor. Journal of Dental Research. 73, 1168-1172 (1994).
  45. Kanu, A. B., et al. Rapid screening of 2-[18F]-fluoro-2-deoxy-D-glucose infusions for volatile organic compound contaminants by solid phase microextraction with gas chromatography-selective ion monitoring mass spectrometry SPME-GC-SIMMS). Applied Radiation and Isotopes : Including Data, Instrumentation and Methods for Use in Agriculture, Industry. 58, 193-200 (2003).
  46. Han, D. H., Lee, S. M., Lee, J. G., Kim, Y. J., Kim, J. B. Association between viral hepatitis B infection and halitosis. Acta Odontologica Scandinavica. 72, 274-282 (2014).
  47. Awano, S., et al. Relationship between volatile sulfur compounds in mouth air and systemic disease. Journal of Breath Research. 2, 017012 (2008).
  48. Porter, S. R. Diet and halitosis. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic. 14, 463-468 (2011).
  49. Sekirov, I., Russell, S. L., Antunes, L. C., Finlay, B. B. Gut microbiota in health and disease. Physiological Reviews. 90, (3), 859-904 (2010).
  50. Di Cerbo, A., Canello, S., Guidetti, G., Laurino, C., Palmieri, B. Unusual antibiotic presence in gym trained subjects with food intolerance; a case report. Nutr Hosp. 30, (2), 395-398 (2014).
  51. Freeman, L. M., Chandler, M. L., Hamper, B. A., Weeth, L. P. Current knowledge about the risks and benefits of raw meat–based diets for dogs and cats. J Am Vet Med Assoc. 243, (11), 243-2411 (2013).
Eficacia terapéutica de un suplemento dietético para la Gestión de la halitosis en los perros
Play Video
PDF DOI DOWNLOAD MATERIALS LIST

Cite this Article

Di Cerbo, A., Pezzuto, F., Canello, S., Guidetti, G., Palmieri, B. Therapeutic Effectiveness of a Dietary Supplement for Management of Halitosis in Dogs. J. Vis. Exp. (101), e52717, doi:10.3791/52717 (2015).More

Di Cerbo, A., Pezzuto, F., Canello, S., Guidetti, G., Palmieri, B. Therapeutic Effectiveness of a Dietary Supplement for Management of Halitosis in Dogs. J. Vis. Exp. (101), e52717, doi:10.3791/52717 (2015).

Less
Copy Citation Download Citation Reprints and Permissions
View Video

Get cutting-edge science videos from JoVE sent straight to your inbox every month.

Waiting X
simple hit counter