Determinación de la velocidad de transporte de xenobióticos y Nanomateriales través de la placenta mediante el
1Department of Obstetrics, Perinatal Pharmacology, University Hospital Zurich, 2Laboratory for Materials - Biology Interactions, EMPA Swiss Federal Laboratories for Materials Testing and Research, 3Graduate School for Cellular and Biomedical Sciences, University of Bern

Bioengineering

Your institution must subscribe to JoVE's Bioengineering section to access this content.

Fill out the form below to receive a free trial or learn more about access:

 

Summary

La

Cite this Article

Copy Citation | Download Citations

Grafmüller, S., Manser, P., Krug, H. F., Wick, P., von Mandach, U. Determination of the Transport Rate of Xenobiotics and Nanomaterials Across the Placenta using the ex vivo Human Placental Perfusion Model. J. Vis. Exp. (76), e50401, doi:10.3791/50401 (2013).

Please note that all translations are automatically generated.

Click here for the english version. For other languages click here.

Abstract

Hace que la placenta humana Décadas se pensaba que era una barrera impenetrable entre la madre y el niño por nacer. Sin embargo, el descubrimiento de defectos congénitos inducidos por la talidomida y muchos estudios posteriores después demostró lo contrario. Hoy varios xenobióticos perjudiciales como la nicotina, la heroína, la metadona o medicamentos, así como los contaminantes ambientales fueron descritos para superar esta barrera. Con el creciente uso de la nanotecnología, es probable que entre en contacto con nuevas nanopartículas ya sea accidental o intencionalmente a través de la exposición en el caso de posibles aplicaciones nanomédicos la placenta. Los datos de los experimentos con animales no se pueden extrapolar a los seres humanos debido a que la placenta es el órgano específico de la especie de mamífero más 1. Por lo tanto, la ex vivo de doble recirculación de la perfusión placentaria humana, desarrollado por Panigel et al. 2 en 1967 y modificada continuamente por Schneider et al. En 1972 3, puede servir como un modelo excelente to Estudio de la transferencia de xenobióticos o partículas.

Aquí, nos centramos en la doble ex vivo recirculación protocolo de perfusión placentaria humana y su desarrollo para adquirir resultados reproducibles.

La placenta se obtuvieron después de consentimiento informado de las madres de embarazos sin complicaciones término, sometidas a cesárea. Los vasos fetales y maternos de una cotiledones intactos se canularon y perfundidos por lo menos durante cinco horas. Como modelo de partículas se añaden partículas de poliestireno etiqueta fluorescente con tamaños de 80 y 500 nm de diámetro para el circuito maternal. Las partículas de 80 nm eran capaces de cruzar la barrera placentaria y proporcionar un ejemplo perfecto para una sustancia que se transfiere a través de la placenta hasta el feto, mientras que las partículas de 500 nm fueron retenidos en el tejido de la placenta o el circuito materna. El modelo de la perfusión placentaria humana ex vivo es uno de los pocos modelos que proporcionan información fiable sobreel comportamiento de transporte de xenobióticos en una barrera de tejido importante que entrega datos predictivos y clínicos pertinentes.

Introduction

La placenta es un órgano complejo que es responsable para el intercambio de oxígeno, dióxido de carbono, nutrientes y productos de desecho y, al mismo tiempo capaz de mantener los dos circuitos de la sangre de la madre y el feto en crecimiento separados el uno del otro. Además, se previene el rechazo del niño por el sistema inmune materna y secreta las hormonas para mantener el embarazo. La barrera celular está formada por las células citotrofoblastos que se fusionan y forman un verdadero sincitio sin membranas celulares laterales 4,5. Toda la placenta está organizada en varios cotiledones, que contienen un árbol velloso fetal y representan una unidad funcional de la placenta.

El estudio de la función de barrera de la placenta se intensificó con el descubrimiento de las malformaciones inducidas por la talidomida en la década de 1960. Por razones obvias, los estudios de translocación con las mujeres embarazadas no pueden realizarse. En consecuencia, varios modelos alternativos han sido desarrollados 6,7 ex vivo de placenta humana desarrollado por Panigel y compañeros de trabajo 2,3.

Muchas mujeres están expuestas a diferentes xenobióticos como las drogas o los contaminantes ambientales durante el embarazo 8. Para algunos medicamentos que ya se les administró regularmente durante el embarazo, en los estudios in vivo se puede realizar por comparación de la concentración en sangre materna con el que, en la sangre del cordón umbilical. Sin embargo, por lo general sólo hay información limitada sobre la farmacocinética y-dinámica en el feto y la teratogenicidad de estas sustancias.

Por ejemplo los opiáceos como la heroína atraviesa fácilmente la barrera placentaria y puede conducir a la restricción del crecimiento intrauterino, parto prematuro o aborto espontáneo 9,10. Por lo tanto, en caso de falta de abstinencia durante el embarazo se recomienda una terapia de reemplazo con la metadona. El exmodelo de perfusión placentaria humana in vivo reveló que la transferencia de la metadona en la circulación fetal es insignificante 11, que se correlaciona bien con la sangre-a-materna relación de concentración calculada de sangre de cordón después de la entrega 12.

La nanotecnología es un campo cada vez mayor, especialmente en medicina. Así, bajo la forma natural fino (<2,5 m de diámetro) y las partículas ultrafinas (<0,1 m de diámetro) en los humos de los incendios forestales, erupciones volcánicas y polvo del desierto, la exposición a nanomateriales artificiales (al menos una dimensión <0,1 micras 13 ) es cada vez mayor. Esto plantea preguntas sobre el potencial toxicológico de los nanomateriales artificiales. Aunque no hay peligro humana pudo comprobar, sin embargo, hay estudios experimentales principales que indican que las nanopartículas artificiales pueden causar reacciones biológicas adversas que conducen a resultados toxicológicos 14. Recientemente, algunos estudios indican que la exposición prenatal a lala contaminación del aire está ligada a una necesidad respiratoria superior y la inflamación de las vías en los recién nacidos y los niños 15,16. Además, pequeñas nanopartículas pueden ser utilizados como portadores de fármacos para tratar específicamente ya sea el feto o la madre. Por lo tanto, se hace evidente que se requieren extensos estudios de xenobióticos o nanomateriales distintos y su capacidad para cruzar la barrera placentaria. Una visión actual de los estudios actuales sobre la permeabilidad de la placenta a los nanomateriales artificiales se resume en Menezes et al. 2011 17 y Buerki-Thurnherr et al. 2012 7.

El doble ex vivo de recirculación modelo de perfusión placentaria humana proporciona un sistema controlado y fiable para el estudio del transporte placentario de diversos compuestos endógenos y exógenos 3,11,12,18,19 y una amplia gama de otras funciones de la placenta como mecanismos responsables de la desarrollo de estados patológicos como preeclampsia <sup> 20-22. En este protocolo nos centramos principalmente en la puesta a punto, el manejo y el método que permite el estudio de la acumulación, los efectos y las tasas de translocación de un conjunto amplio de xenobióticos o nanopartículas.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Protocol

1. Preparación del sistema de perfusión

  1. Configurar el sistema de perfusión que consiste en un baño de agua, una cámara de perfusión, dos columnas para la oxigenación, dos bombas peristálticas, dos trampas de burbujas, dos calentadores de flujo y un sensor de presión (Figura 1). Conectar estos componentes con secciones de tubo compuestas de los materiales de cloruro de polivinilo de silicona y de acuerdo con el esquema de la figura 2. Por último, hay dos circuitos que representan el circuito fetal y materna, respectivamente.
  2. Encienda el baño de agua, los calentadores de paso y el calentamiento de la cámara de perfusión. La temperatura debe ser de 37 ° C.
  3. Calentar el medio de perfusión (NCTC-135 medio de cultivo tisular se diluyó 1:02 con tampón de Earle (6,8 g / l de cloruro sódico, 0,4 g / L de cloruro de potasio, 0,14 g / l de fosfato monosódico, 0,2 g / L de sulfato de magnesio, 0,2 g / L de cloruro de calcio, 2 g / l de glucosa) suplementado con glucosa (1 g / L), dextrano 40 (10 g / L), albúmina de suero bovino (10 g/ L), heparina sódica (2.500 UI / L), amoxicilina (250 mg / L) y bicarbonato de sodio (2,2 g / L), pH 7,4) en el baño de agua.
  4. Consecutivamente enjuagar los sistemas arterial del circuito fetal y materna con a) 200 ml de agua destilada, b) 50 ml de hidróxido sódico 1%, c) 1% de ácido fosfórico y d) de nuevo 200 ml de agua destilada (velocidad de flujo: 15 - 20 ml / min).
  5. Conectar la cánula fetal (Ø 1,2 mm; aguja de punta roma debe estar unido a un equipo de infusión de aguja con aletas modificado) a la tubería arterial fetal.
  6. Enjuague los sistemas arterial del circuito fetal y materna con medio de perfusión hasta que todos los tubos contienen medio (velocidad de flujo: 15-20 ml / min). Durante esta etapa de llenar las trampas de burbujas y eliminar todas las burbujas de aguas abajo de la trampa. A continuación, dejar las bombas. Es muy importante que los tubos arteriales aferentes siempre están libres de burbujas, de lo contrario después de la canalización en especial los vasos fetales finos pueden romperse.
  7. Encienda el flujo de gas. El circuito de la madre se oxigena wiª dióxido de carbono al 5% y aire sintético 95% y el circuito fetal con dióxido de carbono 5% y 95% de nitrógeno.
  8. Iniciar la grabación del sensor de presión.

2. Canulación de la Placenta

  1. Obtener la placenta intacta de embarazos sin complicaciones plazo después de una cesárea primaria. El consentimiento por escrito tiene que ser dado (se obtuvo en el caso de los estudios) por las madres antes del parto y el estudio tiene que ser aprobado por el comité de ética local (en el caso en nuestros estudios). En primer control visual debe ser realizado por las parteras para asegurar una placenta sana e intacta.
  2. La canulación de la placenta es un paso crítico! Durante la perfusión cada pequeña perturbación en el tejido puede dar lugar a una fuga entre la circulación materna y fetal. La placenta tiene que ser obtenido dentro de 30 min después de la entrega.
  3. Seleccione un cotiledones intactos en la zona marginal de la placenta sin interrupciones visibles en el lado materno. En la placa coriónica,atar las dos ramas asociadas de la arteria y vena umbilical aguas arriba hacia el lado canulación más adelante (hacia el cordón umbilical) mediante el uso de material de sutura quirúrgica. Haga siempre dos nudos.
  4. Canular la arteria fetal primero. Las arterias placentarias fetales son siempre más pequeña y más delgada que las venas.
  5. Hacer una sutura alrededor de la arteria fetal, pero no lo ate para arriba inmediatamente. Mantenga el recipiente con una pinza, corte el recipiente con cuidado y poner la cánula pequeña (Ø 1,2 mm) en la arteria. Luego atar la sutura (dos nudos).
  6. Proceder con la vena del feto de la misma manera pero el uso de una cánula más grande (Ø 1.5 a 1.8 mm; aguja de punta roma debe estar unido a un equipo de infusión de aguja con aletas modificado).
  7. Encienda la bomba fetal (2 ml / min). Si no hay ninguna fuga visible y la sangre emana de la cánula de la vena fetal, poco a poco aumentar el flujo de hasta 4 ml / min. Observe la presión en la arteria fetal, no debe exceder de 70 mm Hg. Si las fugas de líquido hacia fuera en el feto o de yerba materno cánula que arreglar con otra sutura.
  8. Coloque la placenta en el soporte del tejido con el lado fetal y tirar de la membrana placentaria y el tejido a través de los picos. En el extremo del cotiledón perfundido debe estar en el centro del agujero en el soporte de tejido.
  9. Estabilizar la parte en la que sólo la membrana tiene la placenta con una membrana de silicona (Ø 1 mm) o como alternativa dos piezas parafilm.
  10. Monte el sostenedor del tejido completo, apretar los tornillos y cortar el tejido sobresaliente. Tenga en cuenta que la cánula venosa y arterial no queden atrapados sino que ponen en los pequeños canales del sostenedor del tejido.
  11. Gire el soporte del tejido al revés, lo puso en la cámara de perfusión y agregue la cubierta. Ahora, del lado materno debe estar en la parte superior. Compruebe siempre si el circuito fetal es todavía intacta y el medio está fluyendo fuera de la tubería de la vena fetal.
  12. Encienda la bomba de la madre (12 ml / min). Introducir los tres contundente cánulas (Ø 0,8 mm) en el thfinal e del tubo arterial materna en el espacio intervellosa al penetrar la placa decidual. Para devolver el líquido de perfusión en el circuito materna puso un tubo de drenaje venoso como que también está conectado con la bomba materna a la posición más baja en la parte superior de la cámara de perfusión.
  13. Conectar la cánula de la vena fetal al tubo vena fetal.

3. La ejecución de la pre y la Fase Experimental de la perfusión

  1. Para permitir que el tejido se recupere del período isquémico después del parto, y para eliminar la sangre en el espacio intervellosa, una pre-fase abierta de 20 min es necesario. Eso significa que la vena materna y fetal no se conduce de nuevo al depósito arterial que contiene el medio de perfusión. Recoger el flujo de salida venoso fetal y materna en una botella y desecharla después de la pre-fase.
  2. Para evaluar la integridad de la perfusión realizar otra pre-fase de 20 minutos, pero en un circuito cerrado. Usa dos depósitos separados con medio de perfusiónpara el circuito fetal y materna y cerrar los circuitos, llevando el flujo venoso fetal de nuevo en el depósito del feto y la parte posterior del flujo venoso materna en el depósito materna.
  3. Para el experimento principal perfusión preparar dos frascos con 120 ml de medio de perfusión (uno para la madre y el otro para el depósito del feto). Agregue el radiomarcado 14 C-antipirina (4 nCi / ml; sirve como control positivo; PRECAUCIÓN: sustancia radiactiva) y el xenobióticos o nanopartículas marcado con fluorescencia que se quiere analizar al depósito materna. Mezcle el líquido de perfusión materna así.
  4. Comience el experimento cambiando el medio de perfusión puro con los dos frascos preparados (depósitos fetales y maternas). Cerrar los circuitos, llevando el nuevo flujo venoso fetal en el depósito del feto y la parte posterior del flujo venoso materna en el depósito materna.
  5. Continuar la perfusión durante 6 horas y tomar muestras de forma regular. Siempre resuspender el medio en el fetal y maternadepósito antes de la retirada.
  6. Control de la presión en la arteria fetal (no debe exceder de 70 mm de Hg), pH en ambos circuitos (debe estar en un rango fisiológico 7.2 a 7.4) y el volumen de ambos depósitos (pérdida de volumen fetal no debe exceder de 4 ml / h) durante la perfusión . Si es necesario ajustar los valores de pH con el ácido clorhídrico o hidróxido de sodio.
  7. Si la pérdida de volumen en el depósito fetal supera los 4 ml / hr hay una fuga en el tejido y uno tiene que parar la perfusión. La tasa de éxito de una perfusión durante 6 horas sin pérdida es de aproximadamente 15-20%.
  8. Detenga la perfusión después de 6 horas. Apague las bombas, baño de agua, calentadores de flujo y el flujo de gas.
  9. Retire la placenta del sostenedor del tejido, corte el cotiledón perfundido (más brillante que el tejido unperfused) y pesarlo.
  10. Tomar muestras de unperfused (parte de la placenta que fue cortada en el principio; podría ser ya tomada durante la fase de pre-) y tejido perfundido (cada uno de aproximadamente 1 g) y almacenar a -20 ° Chasta homogeneización o en nitrógeno líquido para su posterior análisis. Fijar otra muestra de tejido en formalina al 4% para la evaluación histopatológica. Las muestras deben incluir todas las capas de la placenta.
  11. Limpiar los tubos después de la perfusión de un enjuague sucesivamente los sistemas arterial del circuito fetal y materna con: a) 200 ml de agua destilada, b) 50 ml de hidróxido sódico 1%, c) 50 ml de 1% de ácido fosfórico y d) de nuevo 200 ml de agua destilada (caudal: 15 a 20 ml / min).

Todo el procedimiento de trabajo del experimento de perfusión placenta se representa en la Figura 3.

4. Análisis de las Muestras

  1. Centrifugar las muestras de perfundido durante 10 min a 800 xg antes del análisis para eliminar los eritrocitos residuales. Tome el sobrenadante para el análisis ulterior. Las muestras se pueden dejar durante la noche a 4 ° C. Para el análisis de la producción de leptina y hCG las muestras se pueden almacenar a -20 ° C.
  2. Para evaluar la permeabilidad de laplacenta analizar la C-antipirina 14 por centelleo líquido. Mezclar 300 l de las muestras fetal y materna con 3 ml de cóctel de centelleo y medida durante 5 min en un contador beta.
  3. Para evaluar la transferencia de las nanopartículas fluorescentes o el xenobiótico de interés leer la fluorescencia a 485 nm de excitación y 528 nm de emisión en un lector de microplacas (longitudes de onda indicadas son para el análisis de la etiqueta verde amarillo, que se utilizó para las nanopartículas).
  4. Para determinar la viabilidad del tejido de la placenta durante la medida de la perfusión el consumo de glucosa y producción de lactato en el circuito fetal y materna con un sistema automatizado de gases en sangre. Además, evaluar la producción de hormonas de la placenta humana choriongonadotropin (hCG) y la leptina en las muestras de tejido homogeneizadas y los perfundidos por ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA).

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Representative Results

La Figura 4A muestra los perfiles de perfusión de partículas de poliestireno pequeñas (80 nm) que se transportan a través de la placenta en comparación con partículas de poliestireno más grandes (500 nm) que no fueron transferidos al compartimento fetal. Cada punto de datos representa la concentración media de partículas hasta el punto de tiempo dado de al menos 3 experimentos independientes. Para obtener nanopartículas de poliestireno de la transferencia placentaria es dependiente de la talla 19. Después de 3 horas de perfusión de la placenta ya 20-30% de las partículas de poliestireno de 80 nm añadido inicialmente fueron transferidos de la madre al circuito fetal, mientras que las partículas de poliestireno de 500 nm no aparecían en el circuito fetal incluso después de 6 horas de perfusión. Sin embargo, la concentración materna de las partículas de 500 nm está disminuyendo. Las imágenes de fluorescencia en sección histológica del tejido después de la perfusión mostraron que estas partículas se acumulan en las vellosidades de la placenta (datos no mostrados). Figura 4B 14 C-antipirina. Antipirina como una pequeña molécula lipófila se distribuye en la barrera de la placenta a través de difusión pasiva y sirve como control para la integridad de los circuitos. Después de 4-6 horas de la perfusión de un equilibrio entre la concentración de antipirina fetal y materna debe ser construido 23. Para evaluar y comparar la velocidad de transporte placentario de xenobióticos la relación de la concentración del fármaco del feto a la madre (F / M) por lo general se muestra (Figura 5).

A través del análisis de la hormona del lactato y de la placenta (choriongonadotropin humana y la leptina) de producción, así como el consumo de glucosa en la viabilidad y la funcionalidad del tejido de la placenta durante la perfusión podrían ser monitorizados (Figura 6). Los valores para las perfusiones con xenobióticos siempre deben estar en el mismo intervalo que los valores de control de la perfusión sin xenobiótico. Además, histop se pudo realizar la evaluación athological del tejido placentario perfundido. Una comparación con el tejido de la placenta no perfundido a continuación, podría revelar cambios patológicos debidos a la perfusión (por ejemplo, contaminación bacteriana) y por lo tanto, podría servir como otro parámetro de control de calidad.

Otros resultados representativos obtenidos con el modelo ex vivo de doble recirculación de placenta humana perfusión fueron publicados recientemente 11,19.

Figura 1
Figura 1. Ex vivo de perfusión placentaria humana puesta a punto. 1) Baño de agua con depósitos maternos y fetales, 2) la cámara de perfusión, 3) la trampa de burbujas 4) columnas oxigenador, y 5) calentador de paso.

load/50401/50401fig2.jpg "/>
Figura 2. Ilustración esquemática del modelo de la perfusión placentaria humana ex vivo FA: arteria fetal; FV:. Vena fetal, MA: arteria materna; MV: vena materna; BT: burbuja trampa; PS: sensor de presión

Figura 3
Figura 3. Procedimiento de trabajo de un experimento de perfusión placentaria humana ex vivo. Después de la entrega de la placenta tiene que ser canulado dentro de 30 min. Antes de la fase de 6 hr experimental con recirculación de una pre-fase y cerrado de pre-fase abierta se debe realizar por lo menos durante 20 minutos cada uno.

Figura 4
La Figura 4. Perfiles de perfusión de partículas de poliestireno y 14 </ Sup> C-antipirina 19. Perfil de perfusión de partículas de poliestireno en los tamaños de 80 nm (n = 4) y 500 nm (n = 3). Inicialmente 25 partículas mu g / ml y 4,2 nCi / ml 14 C-antipirina se añadieron al circuito materna. La cantidad de partículas (A) y 14 C-antipirina (B) se midieron en los circuitos maternas (M, símbolos sólidos) y fetal (F, símbolos abiertos) después de los puntos de tiempo indicados. Que se muestra es la concentración media ± SE. Haz clic aquí para ver más grande la figura .

La figura 5
Figura 5. Tamaño dependiente de transferencia de partículas de poliestireno a través de la placenta humana 19. Las relaciones entre las concentraciones fetales y maternos de 14 C-antipirina y poliestireno partículas eran calcpobladas después de 180 min de perfusión de la placenta. Los datos representan la media ± SE de al menos 3 experimentos independientes. La columna de control representa perfusiones sin partículas pero con 14 C-antipirina. (* P <0,05 en comparación con 80 nm ratio de valor).

La figura 6
La Figura 6. La viabilidad del tejido de la placenta durante la perfusión 19. (A) El consumo de glucosa y producción de lactato en la placenta perfundido. De preferencia es la suma de los cambios en contenido total en los circuitos (fetal y materna) más de tiempo dividido por el peso de los cotiledones perfundido. (B) producción neta normalizada (NP dividido por el contenido de tejido inicial T0) de las hormonas de la placenta humana y choriongonadotropin leptina. Los datos representan la media ± SE de al leste 3 experimentos independientes.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Discussion

Debajo de la perfusión recirculante dual mostró aquí, hay varias otras configuraciones experimentales posibles dependiendo de la pregunta que hay que responder. Perfusiones placentarios Particularmente abiertos se utilizan comúnmente para evaluar el aclaramiento del fármaco a una concentración de estado estacionario 3. La perfusión recirculante de configuración se puede aplicar también para confirmar transporte activo de sustancias endógenas o exógenas. Para este enfoque, la misma concentración del xenobiótico tiene que ser añadido a la materna y la circulación fetal. Suponiendo que no hay transporte activo contra el gradiente de concentración, la acumulación de la sustancia de ensayo, ya sea en uno de los dos circuitos se puede observar 24. De nota, la adición de la sustancia de ensayo sólo para el circuito fetal también es factible y puede revelar el mecanismo de transporte a través de la barrera placentaria de esta sustancia en particular 25.

El protocolo ha evolucionado con el time y puede variar entre los diferentes grupos de investigación, especialmente relativas a la tasa de flujo, composición del medio de perfusión, forma de oxigenación y calefacción 26,27. Especialmente la proporción de flujo puede influir en el tiempo en el que ocurre la transferencia transplacentaria. Para controlar esto, la adición de un compuesto de referencia transportado pasivamente como antipirina es importante. La velocidad de transferencia de la xenobióticos puede ser siempre en comparación con la velocidad de transferencia de antipirina (relación F / M debe estar por encima de 0,75) 26. Dado que la transferencia antipirina está limitada principalmente por el flujo y la superficie de intercambio, esta comparación tiene diferencias en el flujo y el tamaño del cotiledón perfundido en cuenta que podría variar entre los experimentos. Además, FITC-dextrano se podría añadir al circuito fetal para servir como control para la integridad de la barrera 26. Pérdida de volumen fetal también se utiliza como marcador de la integridad de la barrera. Por lo general, una pérdida fetal fluido hasta 4 se permite ml / hr 28, pero elre hay límite de aceptación general.

Obviamente, hay algunas desventajas del método de perfusión ex vivo de placenta humana como entre las variaciones individuales y una baja tasa de éxito (15-20%). Por otra parte, un período de 6 horas de perfusión no puede simular un tratamiento crónico de drogas y por lo tanto no se puede excluir por completo la transferencia de un xenobiótico después de la exposición a largo plazo. Otra limitación del modelo es que principalmente la transferencia transplacentaria a término se evalúa, mientras que la velocidad de transporte a edades gestacionales tempranas cuando la barrera es más gruesa permanece todavía desconocida. En efecto, la perfusión de la primera prematuro de placenta trimestre es posible, pero la disponibilidad de estos prematuro de placenta es más bien limitada. Sin embargo, hasta ahora el método de perfusión placentaria ex vivo es el único modelo para estudiar el transporte de diversos xenobióticos o nanopartículas en el tejido placentario humano organizado. Mientras toxicodinámica en el modelo de la perfusión ex vivo humanos pueden ser analizados sólo en la pltejido acental, los experimentos con animales sí pueden proporcionar también información sobre la embriotoxicidad. Aunque, debido a las diferencias anatómicas de la barrera placentaria entre los seres humanos y roedores estos resultados pueden no ser extrapolables a los seres humanos 4,5. Otra posibilidad para investigar la transferencia transplacentaria puede ser modelos de cultivos celulares como citrofoblastos primarios, líneas celulares de coriocarcinoma, aisladas vesículas de membrana plasmática o explantes de tejido placentario 29. El modelo más utilizado es la línea celular BeWo; estas células se derivan de un coriocarcinoma gestacional malignos y pueden formar una monocapa confluente en una membrana permeable, por lo que los estudios de transporte se puede realizar. Resultados de los estudios de transporte utilizando el modelo de células BeWo se correlacionan bien con los resultados obtenidos en la ex vivo de perfusión placentaria humana 30. Sin embargo, para estudiar los detalles de transporte de fármacos (por ejemplo, la contribución de una proteína de transporte específica) y el metabolismo, el modelo celular BeWo puede ser mmineral factible principalmente porque es más fácil de manejar y susceptible de manipulación, como expresión de los transportadores o enzimas modificadas genéticamente, pero en relación con los estudios generales de transferencia de drogas de la fiabilidad de este modelo es limitada. Carece de flujo de sangre y la integridad de la monocapa tiene que ser evaluada cuidadosamente ya que depende de varios factores como condiciones de cultivo celular, densidad de siembra, duración de la exposición y la membrana inserto 6,29.

Diferentes xenobióticos y nanopartículas también se unen a diferentes proteínas plasmáticas que pueden influir de manera significativa la transferencia transplacentaria 31, teniendo en cuenta la unión a las proteínas plasmáticas por lo tanto, es importante. El medio de perfusión contiene albúmina de suero bovino, la proteína plasmática más frecuente. Recientemente, un estudio mostró que las proporciones de transferencia de diversas sustancias obtenidas con el modelo de la perfusión placentaria humana ex vivo se correlacionan bien con la sangre del cordón umbilical en vivo a maternarelaciones de concentración en sangre cuando las relaciones de transferencia sido ajustados de acuerdo a la medida de 12 unión a proteínas plasmáticas.

En general, el modelo de la perfusión placentaria ex vivo es un método válido y fiable para estudiar el transporte a través de la placenta humana y para predecir el pasaje in vivo transplacentaria de xenobióticos y nanopartículas.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Disclosures

Los autores declaran que no tienen intereses financieros en competencia.

Acknowledgements

Este trabajo está financiado por la Fundación Nacional de Suiza, (NRP programa 64, podrán conceder 4.064 a 131.232).

Materials

Name Company Catalog Number Comments
NCTC-135 medium ICN Biomedicals, Inc. 10-911-22C could be replaced by Medium 199 from Sigma (M3769)
Sodium chloride (NaCl) Sigma-Aldrich, Fluka 71381
Potassium chloride (KCl) Hospital pharmacy also possible: Sigma (P9541)
Monosodium phosphate (NaH2PO4 · H2O) Merck 106346
Magnesium sulfate (MgSO4 · H2O) Sigma-Aldrich, Fluka 63139
Calcium chloride (CaCl, anhydrous) Merck 102388
D(+) Glucose (anhydrous) Sigma-Aldrich, Fluka 49138
Sodium bicarbonate (NaHCO3) Merck 106329
Dextran from Leuconostoc spp. Sigma-Aldrich 31389
Bovine serum albumin (BSA) Applichem A1391
Amoxicilline (Clamoxyl) GlaxoSmithKline AG 2021101A
Sodium heparin B. Braun Medical AG 3511014
Sodium hydoxide (NaOH) pellets Merck 106498 CAUTION: corrosive
Ortho-phosphoric acid 85% (H3PO4) Merck 100573 CAUTION: corrosive
Maternal gas mixture: 95% synthetic air, 5% CO2 PanGas AG
Fetal gas mixture: 95% N2, 5% CO2 PanGas AG
Antipyrine (N-methyl-14C) American Radiolabeled Chemicals, Inc. ARC 0108-50 μCi CAUTION: radioactive material (specific activity: 55mCi/mmol)
Scintillation cocktail (IrgaSafe Plus) Zinsser Analytic GmbH 1003100
Polystyrene particles 80 nm Polyscience, Inc. 17150
Polystyrene particles 500 nm Polyscience, Inc. 17152
EQUIPMENT
Water bath VWR 462-7001
Thermostat IKA-Werke GmbH Co. KG 3164000
Peristaltic pumps Ismatec ISM 833
Bubble traps (glass) UNI-GLAS Laborbedarf
Flow heater UNI-GLAS Laborbedarf
Pressure sensor + Software for analyses MSR Electronics GmbH 145B5
Notebook Hewlett Packard
Miniature gas exchange oxygenator Living Systems Instrumentation LSI-OXR
Tygon Tube (ID: 1.6 mm; OD: 4.8 mm) Ismatec MF0028
Tubes for pumps (PharMed BPT; ID: 1.52 mm) Ismatec SC0744
Blunt cannulae ( 0.8 mm) Polymed Medical Center 03.592.81
Blunt cannulae ( 1.2 mm) Polymed Medical Center 03.592.90
Blunt cannulae ( 1.5 mm) Polymed Medical Center 03.592.94
Blunt cannulae ( 1.8 mm) Polymed Medical Center 03.952.82
Parafilm VWR 291-1212
Perfusion chamber with tissue holder (plexiglass) Internal technical department Similar equipment is available from Hemotek Limited, UK
Surgical suture material (PremiCron) B. Braun Medical AG C0026005
Winged Needle Infusion Set (21G Butterfly) Hospira, Inc. ASN 2102
Multidirectional stopcock (Discofix C-3) B. Braun Medical AG 16494C
Surgical scissors B. Braun Medical AG BC304R
Dissecting scissors B. Braun Medical AG BC162R
Needle holder B. Braun Medical AG BM200R
Dissecting forceps B. Braun Medical AG BD215R
Automated blood gas system Radiometer Medical ApS ABL800 FLEX
Multi-mode microplate reader BioTek Synergy HT
Liquid scintillation analyzer GMI, Inc. Packard Tri-Carb 2200
Scintillation tubes 5.5 ml Zinsser Analytic GmbH 3020001
Tissue Homogenizer OMNI, Inc. TH-220
pH meter + electrode VWR 662-2779

DOWNLOAD MATERIALS LIST

References

  1. Ala-Kokko, T. I., Myllynen, P., Vahakangas, K. Ex vivo perfusion of the human placental cotyledon: implications for anesthetic pharmacology. Int. J. Obstet. Anesth. 9, 26-38 (2000).
  2. Panigel, M., Pascaud, M., Brun, J. L. Radioangiographic study of circulation in the villi and intervillous space of isolated human placental cotyledon kept viable by perfusion. J. Physiol. (Paris). 59, 277 (1967).
  3. Schneider, H., Panigel, M., Dancis, J. Transfer across the perfused human placenta of antipyrine, sodium and leucine. Am. J. Obstet. Gynecol. 114, 822-828 (1972).
  4. Enders, A. C., Blankenship, T. N. Comparative placental structure. Adv. Drug Deliv. Rev. 38, 3-15 (1999).
  5. Takata, K., Hirano, H. Mechanism of glucose transport across the human and rat placental barrier: a review. Microsc. Res. Tech. 38, 145-152 (1997).
  6. Saunders, M. Transplacental transport of nanomaterials. Wiley Interdiscip. Rev. Nanomed. Nanobiotechnol. 1, 671-684 (2009).
  7. Buerki-Thurnherr, T., von Mandach, U., Wick, P. Knocking at the door of the unborn child: engineered nanoparticles at the human placental barrier. Swiss Med. Wkly. 142, w13559 (2012).
  8. Gendron, M. P., Martin, B., Oraichi, D., Berard, A. Health care providers' requests to Teratogen Information Services on medication use during pregnancy and lactation. Eur. J. Clin. Pharmacol. 65, 523-531 (2009).
  9. Burns, L., Mattick, R. P., Lim, K., Wallace, C. Methadone in pregnancy: treatment retention and neonatal outcomes. Addiction. 102, 264-270 (2007).
  10. von Mandach, U. Drug use in pregnancy. Ther. Umsch. 62, 29-35 (2005).
  11. Malek, A., Obrist, C., Wenzinger, S., von Mandach, U. The impact of cocaine and heroin on the placental transfer of methadone. Reprod. Biol. Endocrinol. 7, 61 (2009).
  12. Hutson, J. R., Garcia-Bournissen, F., Davis, A., Koren, G. The human placental perfusion model: a systematic review and development of a model to predict in vivo transfer of therapeutic drugs. Clin. Pharmacol. Ther. 90, 67-76 (2011).
  13. International Organization for Standardization (ISO). Technical Specification (ISO/TS) 27687. Nanotechnologies – Terminology and definitions for nano-objects – Nanoparticles, nanofibre and nanoplate. (2008).
  14. Pietroiusti, A. Health implications of engineered nanomaterials. Nanoscale. 4, 1231-1247 (2012).
  15. Latzin, P., Roosli, M., Huss, A., Kuehni, C. E., Frey, U. Air pollution during pregnancy and lung function in newborns: a birth cohort study. Eur. Respir. J. 33, 594-603 (2009).
  16. Lacasana, M., Esplugues, A., Ballester, F. Exposure to ambient air pollution and prenatal and early childhood health effects. Eur. J. Epidemiol. 20, 183-199 (2005).
  17. Menezes, V., Malek, A., Keelan, J. A. Nanoparticulate drug delivery in pregnancy: placental passage and fetal exposure. Curr. Pharm. Biotechnol. 12, 731-742 (2011).
  18. Muhlemann, K., Menegus, M. A., Miller, R. K. Cytomegalovirus in the perfused human term placenta in vitro. Placenta. 16, 367-373 (1995).
  19. Wick, P., et al. Barrier capacity of human placenta for nanosized materials. Environ. Health Perspect. 118, 432-436 (2010).
  20. Dancis, J. Why perfuse the human placenta. Contrib Gynecol. Obstet. 13, 1-4 (1985).
  21. May, K., et al. Perfusion of human placenta with hemoglobin introduces preeclampsia-like injuries that are prevented by alpha1-microglobulin. Placenta. 32, 323-332 (2011).
  22. Guller, S., et al. Protein composition of microparticles shed from human placenta during placental perfusion: Potential role in angiogenesis and fibrinolysis in preeclampsia. Placenta. 32, 63-69 (2011).
  23. Challier, J. C. Criteria for evaluating perfusion experiments and presentation of results. Contrib. Gynecol. Obstet. 13, 32-39 (1985).
  24. Kraemer, J., Klein, J., Lubetsky, A., Koren, G. Perfusion studies of glyburide transfer across the human placenta: implications for fetal safety. Am. J. Obstet. Gynecol. 195, 270-274 (2006).
  25. leal, J. K., et al. Modification of fetal plasma amino acid composition by placental amino acid exchangers in vitro. J. Physiol. 582, 871-882 (2007).
  26. athiesen, L., et al. Quality assessment of a placental perfusion protocol. Reprod. Toxicol. 30, 138-146 (2010).
  27. Myllynen, P., et al. Preliminary interlaboratory comparison of the ex vivo dual human placental perfusion system. Reprod Toxicol. 30, 94-102 (2010).
  28. Malek, A., Sager, R., Schneider, H. Maternal-fetal transport of immunoglobulin G and its subclasses during the third trimester of human pregnancy. Am. J. Reprod. Immunol. 32, 8-14 (1994).
  29. Prouillac, C., Lecoeur, S. The role of the placenta in fetal exposure to xenobiotics: importance of membrane transporters and human models for transfer studies. Drug Metab. Dispos. 38, 1623-1635 (2010).
  30. Poulsen, M. S., Rytting, E., Mose, T., Knudsen, L. E. Modeling placental transport: correlation of in vitro BeWo cell permeability and ex vivo human placental perfusion. Toxicol. In Vitro. 23, 1380-1386 (2009).
  31. Mathiesen, L., Rytting, E., Mose, T., Knudsen, L. E. Transport of benzo[alpha]pyrene in the dually perfused human placenta perfusion model: effect of albumin in the perfusion medium. Basic Clin. Pharmacol. Toxicol. 105, 181-187 (2009).

Comments

0 Comments


    Post a Question / Comment / Request

    You must be signed in to post a comment. Please or create an account.

    Usage Statistics