Tres diferentes Protocolos de colágeno corneal entrecruzamiento en queratocono: convencional, acelerado y iontoforesis

1Quinze-Vingts National Ophthalmology Hospital, 2INSERM UMR S 968, Institut de la Vision, 3Sorbonne Universités, UPMC Univ Paris 06, 4CNRS, UMR 7210
* These authors contributed equally
Medicine

Your institution must subscribe to JoVE's Medicine section to access this content.

Fill out the form below to receive a free trial or learn more about access:

 

Cite this Article

Copy Citation | Download Citations

Bouheraoua, N., Jouve, L., Borderie, V., Laroche, L. Three Different Protocols of Corneal Collagen Crosslinking in Keratoconus: Conventional, Accelerated and Iontophoresis. J. Vis. Exp. (105), e53119, doi:10.3791/53119 (2015).

Please note that all translations are automatically generated.

Click here for the english version. For other languages click here.

Abstract

El queratocono es una ectasia corneal bilateral y progresiva. Con el fin de frenar su progresión, colágeno entrecruzamiento corneal (CXL) recientemente se ha introducido como una opción de tratamiento eficaz. En las ciencias biológicas y químicas, la reticulación se refiere a nuevos enlaces químicos formados entre moléculas reactivas. Por lo tanto, el objetivo de CXL colágeno corneal es aumentar sintéticamente la formación de enlaces cruzados entre las fibrillas de colágeno en el estroma corneal. A pesar del hecho de que la eficiencia del protocolo CXL convencional (C-CXL) ya se ha demostrado en varios estudios clínicos, podría beneficiarse de las mejoras en la duración del procedimiento y la eliminación del epitelio corneal. Por lo tanto, con el fin de proporcionar una evaluación coherente de dos nuevas y optimizadas protocolos CXL, se estudiaron pacientes con queratocono que se habían sometido a uno de los tres tratamientos CXL: iontoforesis (I-CXL), acelerada CXL (A-CXL) y CXL convencional ( C-CXL). A-CXL es 6 veces más rápido procedimiento de CXL ucantar una irradiación UVA diez veces mayor, pero aún incluyendo una eliminación epitelio. La iontoforesis es una técnica no invasiva transepitelial en que se aplica una pequeña corriente eléctrica para mejorar la penetración de riboflavina en toda la córnea. El uso de la tomografía de coherencia óptica del segmento anterior (AS octubre) e in vivo microscopía confocal (IVCM), llegamos a la conclusión de que con respecto a la profundidad de la penetración del tratamiento, el protocolo CXL convencional sigue siendo el estándar para el tratamiento de queratocono progresivo. Acelerado CXL parece ser una alternativa rápida, eficaz y segura para el tratamiento de córneas delgadas. El uso de la iontoforesis todavía está siendo investigado y debe considerarse con mayor cautela.

Introduction

El queratocono es una ectasia corneal bilateral y progresiva usualmente reportada en 1 en 2000 en la población general 1 resulta en la modificación de la forma de la córnea y por lo tanto disminución de la visión 2. El queratocono es generalmente presente en la pubertad temprana y progresa hasta la tercera a la cuarta década de la vida cuando la enfermedad normalmente tiende a estabilizarse, aunque la progresión puede ser variable durante toda la vida de un paciente. Al detener la progresión del queratocono, reticulación pretende posponer o evitar la queratoplastia.

Hasta la fecha, el único tratamiento eficaz y seguro de queratocono progresivo demostrado en estudios clínicos es el protocolo convencional colágeno corneal entrecruzamiento (C-CXL), cuyo objetivo es aumentar la rigidez y por lo tanto, detener la progresión del queratocono 3-8. Con el fin de reducir el tiempo de operación y otros factores de posible riesgo de C-CXL, tales como queratitis infecciosa o del estroma neblina 9, varios protocolos mejorados tienenha descrito. En primer lugar, en CXL acelerado (A-CXL), una mayor irradiación de UVA se entrega a la córnea durante un tiempo reducido 10. En segundo lugar, para evitar la necesidad para el desbridamiento epitelial, se han empleado enfoques transepiteliales. Desafortunadamente, tienen un éxito limitado en comparación con el protocolo convencional 11. El método transepitelial más reciente para la entrega riboflavina corneal durante CXL es iontoforesis (I-CXL), pero la evaluación rigurosa de este tratamiento aún no se ha realizado 12. La iontoforesis es una técnica no invasiva en la que se aplica una pequeña corriente eléctrica para mejorar la penetración de un fármaco ionizado a través de un tejido. En CXL por iontoforesis, la riboflavina se ioniza para penetrar la córnea a través del epitelio.

In vivo microscopía confocal (IVCM) es un método de formación de imágenes de la córnea que pueden resaltar los cambios celulares anormales en las córneas de enfermedades tales como el queratocono 13. De hecho, IVCMha demostrado alteraciones a todas las capas de la córnea en el queratocono con una reducción en particular de la densidad de los nervios del plexo sub-basal y del estroma 13-15 de queratocitos. Además, IVCM ha demostrado ser altamente conveniente para el análisis microestructural de la córnea después de C-16 CXL.

La línea de demarcación de la córnea se describe como una línea hiperreflectivo visto en segmento anterior tomografía de coherencia óptica (AS octubre) 1 mes después de la C-CXL a una profundidad de 300 m 17,18. IVCM siguiente C-CXL proporciona información acerca de alteraciones estructurales de la córnea, incluyendo la ausencia de queratocitos de la córnea hasta una profundidad de 300 m. La profundidad de esta zona acelular, así como la profundidad de la línea de demarcación dentro del estroma corneal revelaron en AS PTU, parece estar asociado con el profundidad efectiva del tratamiento CXL 19, y medición de la profundidad de la línea de demarcación de la córnea en AS 01 de octubre meses después de CXL ha sido propuesta como un clínico eficientemétodo para la evaluación de la eficacia CXL 18.

En el presente estudio se investiga la eficacia de los tres protocolos diferentes de reticulación del colágeno corneal (convencionales, acelerada y iontoforesis) mediante la medición de la línea de demarcación del estroma corneal por AS octubre y microscopía confocal. Además Utilizamos IVCM analizar cuantitativamente los cambios de microestructura de la córnea después de los tres tratamientos.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Protocol

Estos protocolos siguen las directrices del comité de nuestra institución ética de la investigación humana.

1. convencional colágeno corneal CXL (C-CXL)

1. Preparación del paciente

  1. 5 días antes de la cirugía, puso el 1% pilocarpina gotas dos veces al día en el ojo tratado.
  2. En la sala de operaciones, en condiciones asépticas, mentir al paciente en su / su espalda.
  3. Administrar anestesia tópica como oxibuprocaína 0,4%.
  4. Limpiar el ojo y la piel alrededor del ojo con yodo antiséptico dos veces.
  5. Utilice un espéculo tapa para mantener el ojo abierto.

2. Eliminación epitelial

  1. Marque el centro de 9,0 mm de la córnea con un círculo marcador de la córnea.
  2. Retire las centrales 7,0 a 9,0 mm de epitelio corneal por desbridamiento mecánico utilizando una espátula roma.

3. La riboflavina Aplicación

  1. Aplicar 0.1% riboflavina con un 20% de dextrano en el th e córnea cada min durante 20 min.

La irradiación 4. UVA

  1. Irradiar la córnea con una longitud de onda de la luz UVA 370 nm a una irradiancia de 3 mW / cm2 (5,4 dosis en la superficie J / cm2) ya unos 5 cm de distancia de trabajo de 30 min.

Figura 1

Figura 1:. Irradiación UVA en C-CXL La córnea se irradia con una longitud de onda de luz UVA 370 nm con una irradiancia de 3 mW / cm 2 (5,4 dosis en la superficie J / cm 2) y a una distancia de trabajo de 5 cm durante 30 minutos. Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

  1. Durante la irradiación, se aplican gotas de riboflavina a la córnea cada 5 min.
  2. Durante la irradiación, añadir anestesia tópica (oxibuprocaína 0,4%) si es necesario.
"> 5. Fin de la Cirugía

  1. Ponga gotas antibióticas (tobramicina 0,3%) y las lágrimas artificiales (hialuronato cae 0,18%) en el ojo operado.
  2. Colocar una lente de contacto vendaje blando al final de la cirugía hasta la reepitelización es completa. Re-epitelización tarda generalmente 3 días.
  3. Prescribir analgésicos como el paracetamol (500 mg) más codeína (30 mg), 6 pastillas al día.
  4. Después de la reepitelización corneal, iniciar el tratamiento tópico con esteroides (dexametasona tópica 1 mg / ml) y se continúa durante 3-4 semanas. Además, utilizar lágrimas artificiales 4 veces al día durante 1 mes.

2. acelerado colágeno corneal CXL (A-CXL)

1. Preparación del paciente

  1. 5 días antes de la cirugía, puso el 1% pilocarpina gotas dos veces al día en el ojo tratado.
  2. En la sala de operaciones, en condiciones asépticas, mentir al paciente en su / su espalda.
  3. Administrar anestesia tópica como oxibuprocaína 0,4%.
  4. Limpie el correopues, y la piel alrededor del ojo con yodo antiséptico dos veces.
  5. Utilice un espéculo tapa para mantener el ojo abierto.

2. Eliminación epitelial

  1. Marque el centro de 9,0 mm de la córnea con un círculo marcador de la córnea
  2. Retire las centrales 7,0 a 9,0 mm de epitelio corneal por desbridamiento mecánico utilizando una espátula roma.

3. La riboflavina Aplicación

  1. Aplicar 0,1% de riboflavina sin dextrano sobre la córnea cada 2 min durante 10 min.

La irradiación 4. UVA

  1. Irradiar la córnea con una longitud de onda de luz UVA 370 nm con una irradiancia de 30 mW / cm 2 (5,4 J dosis en la superficie / cm 2) y a una distancia de trabajo 5 cm por 3 min.
  2. Durante la irradiación, añadir anestesia tópica (oxybuproca & # 239; ne 0,4%) si es necesario.

5. Fin de la Cirugía

  1. Coloca gotas antibióticas (tobramicina 0,3%) y las lágrimas artificiales (hialuronato gotas 0 0,18%) en el ojo operado.
  2. Colocar una lente de contacto vendaje blando al final de la cirugía hasta la reepitelización es completa. Re-epitelización tarda generalmente 3 días.
  3. Prescribir analgésicos como el paracetamol (500 mg) más codeína (30 mg), 6 pastillas al día.
  4. Después de la reepitelización corneal, iniciar el tratamiento tópico con esteroides (dexametasona tópica 1 mg / ml) y se continúa durante 3-4 semanas. Además, utilizar lágrimas artificiales 4 veces al día durante 1 mes.

3. La iontoforesis (I-CXL)

1. Preparación del paciente

  1. 5 días antes de la cirugía, puso el 1% pilocarpina gotas dos veces al día en el ojo tratado.
  2. En la sala de operaciones, en condiciones asépticas, mentir al paciente en su / su espalda.
  3. Administrar anestesia tópica como oxibuprocaína 0,4%.
  4. Limpiar el ojo y la piel alrededor del ojo con yodo antiséptico dos veces.
  5. Utilice un espéculo tapa para mantener el ojo abierto.
_step "> 2. Coloque el aparato iontoforesis.

  1. Aplicar el electrodo pasivo pegajosa en la frente bajo el campo operatorio.
  2. Aplique el electrodo activo, un anillo de succión, con el ojo abierto. Centre el anillo de succión en la periferia de la córnea antes de liberar la succión.

Figura 2

Figura 2. dispositivo de iontoforesis. El electrodo pasivo se aplica en la frente bajo el campo operatorio y el electrodo activo, un anillo de succión, se aplica al ojo abierto. Por favor haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

3. La riboflavina Aplicación

  1. Llene el anillo de succión con hipoosmolar 0,1% riboflavina sin dextrano.

jpg "/>

Figura 3. Aplicación riboflavina en la I-CXL. El anillo de succión está lleno de hipoosmolar 0,1% riboflavina sin dextrano. Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

  1. Comience la corriente eléctrica en 0,2 mA y aumentar gradualmente a 1,0 mA durante un tiempo iontoforesis total de 5 min (Figura 4).

Figura 4

Figura 4. dispositivo de iontoforesis para la riboflavina penetración. La corriente eléctrica es inicialmente 0,2 mA y aumentó gradualmente hasta 1,0 mA. El tiempo total de la iontoforesis es de 5 minutos. Por favor haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

ep "> 4. La irradiación UVA

  1. Irradiar la córnea con una longitud de onda de la luz UVA 370 nm a una irradiancia de 10 mW / cm2 (5,4 J dosis en la superficie / cm2) ya una distancia de trabajo de 5 cm por 9 min.
  2. Durante la irradiación, añadir anestesia tópica (oxybuproca & # 239; ne 0,4%) si es necesario.

5. Fin de la Cirugía

  1. Coloca gotas antibióticas (tobramicina 0,3%) y las lágrimas artificiales (hialuronato cae 0,18%) en el ojo operado.
  2. Prescribir analgésicos como el paracetamol (500 mg) más codeína (30 mg), 6 pastillas al día.
  3. Después de la cirugía, iniciar la terapia tópica con esteroides (dexametasona tópica de 1 mg / ml) y se continúa durante 3-4 semanas. Además, utilizar lágrimas artificiales 4 veces al día durante 1 mes.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Representative Results

La línea de demarcación de la córnea fue visible en AS octubre en el 92% de los casos, a una profundidad media de 301,6 mm (SD, 73.6)

Figura 5
Figura 5. Línea de Demarcación después de C-CXL. De alta resolución del segmento anterior de la córnea tomografía de coherencia óptica (AS octubre) la visualización de la línea de demarcación del estroma de la córnea a una profundidad media de 358 m (flecha blanca), 1 mes después de cruzada del colágeno corneal convencional vincular (C-CXL). Barra de escala 250 micras. Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

1 mes después de la C-CXL, mientras que después de A-CXL se vio en 85.5% de los casos a una profundidad media de 183,1 micras (SD, 39.6).

carga / 53119 / 53119fig6.jpg "/>
Figura 6. Línea de Demarcación después de A-CXL. De alta resolución del segmento anterior de la córnea tomografía de coherencia óptica (AS octubre) la visualización de la línea de demarcación del estroma de la córnea a una profundidad media de 176 m (flecha blanca), 1 mes después acelerada cruzada colágeno corneal de enlace (A-CXL). Barra de escala:. 250 m Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

Finalmente, después de la I-CXL, la línea de demarcación de la córnea se sólo se ve en el 46,5% de los casos, a una profundidad media de 214 micras (SD, 37.5). Las diferencias en la córnea profundidad línea de demarcación siguientes ya sea C-CXL, A-CXL o I-CXL fueron estadísticamente significativas (p <0,001 yp = 0,01). La línea de demarcación estaba presente mucho más a menudo después de C-CXL y A-CXL que después de la I-CXL (p = 0,005).

Figura 7
Figura 7. línea de demarcación después de la I-CXL. De alta resolución del segmento anterior de la córnea tomografía de coherencia óptica (AS octubre) la visualización de la línea de demarcación del estroma de la córnea a una profundidad media de 238,5 m (flecha blanca), 1 mes después de la iontoforesis (I-CXL ). Barra de escala:. 250 m Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

No se detectaron complicaciones intra o postoperatorias en pacientes de seguimiento dentro de los 6 meses después de la aplicación de cualquiera de los tres protocolos, entre ellos hay diferencias significativas en el recuento de células endoteliales. Además, el K-valor máximo (Kmax) se mantuvo estable para cada uno de los protocolos después de un 6 meses de seguimiento.

Mesa 1 Tabla 1. Eficacia y seguridad de cada protocolo de CXL. Evolución del valor K máximo (dioptría, D) y la densidad endotelial siguiente convencional (C-CXL), aceleraron (A-CXL), y la iontoforesis (I-CXL) reticulación.

Para cada uno de los protocolos, en el postoperatorio 1-3 meses, edema estromal anterior con lagunas extracelular y núcleos fragmentados queratocitos se observó con IVCM. A los 6 meses, repoblación de la estroma anterior con núcleos de queratocitos fue visto y fue mayor después de la I-CXL que después de los otros dos protocolos. La demarcación entre reticulado y no reticulado estroma corneal fue vista como una región donde queratocitos convirtieron alargada y rodeada de grandes bandas del estroma hiper-reflexivo.

Figura 8
Figura 8 .: microestructural cambios corneales después de CCXL en vivo exploraciones de microscopía confocal (IVCM) de la estroma corneal obtenido 1 mes después de colágeno convencional de reticulación (C-CXL):. Edema estromal anterior con hiper-reflectante citoplasma (flechas blancas) y lagunas extracelular (asteriscos) se observan. Barra de escala: 50 micras.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Discussion

CXL utilizando irradiación UVA y riboflavina es el tratamiento estándar para detener la progresión del queratocono. La riboflavina es un fotosensibilizador que induce químicas enlaces covalentes (enlaces cruzados) cuando se irradia con rayos UVA 3. En la córnea, este fenómeno crea enlaces cruzados entre las fibrillas de colágeno que aumentan la rigidez corneal. Aunque este fenómeno está bien descrita, hasta ahora no ha habido ninguna evidencia directa de intracorneales enlaces cruzados. Sin embargo, varios estudios han informado de una estabilización de la Kmax después del procedimiento demostrando así la eficacia de C-CXL 3-8. La cuestión de si esta eficacia se debe a enlaces cruzados o para otros cambios microestructurales en el estroma de la córnea permanece sin respuesta.

Uno de los resultados clínicos indirectos de eficacia CXL es la línea de demarcación de la córnea detectado con AS octubre y IVCM 1 mes después del CXL. Recientemente, Kymionis et al. mostraron que la eva hyperreflectanceluated utilizando AS octubre corresponde a la zona de transición entre el acelular y la zona celular visto en la microscopía confocal 20. Por lo tanto, la línea de demarcación de la córnea visto en AS octubre debe corresponder a una zona de queratocitos activados y fibroblastes bajo un estroma acelular y por encima de uno normal. No obstante, ñame y asociados 21 no lograron demostrar una correlación entre la profundidad de la línea de demarcación CXL con el cambio de la agudeza visual y de máximo valor K 6 meses después de la C-CXL. La cuestión de si una mayor cantidad de CXL puede resultar en una mayor mejora en la agudeza visual y la mayor reducción de queratometría sigue siendo objeto de estudios con más largo seguimiento postoperatorio. Además, en relación con el recuento de la densidad de queratocitos del estroma anterior media en IVCM, se observó una reducción significativa durante los primeros 6 meses, con normalización a los 12 meses con C-CXL y A-CXL, y a los 6 meses con I-CXL 22-24 de . En consecuencia, variando corneal microestructuralcambios parecen depender del tipo de colágeno protocolo de reticulación utilizado. Este resultado y el hecho de que la línea de demarcación corneal apareció significativamente más profunda después de C-CXL que después de A-CXL o I-CXL nos permite analizar la indicación y la eficacia de estos tres protocolos.

El protocolo convencional ya ha demostrado su eficacia y seguridad, con un máximo de seguimiento de 6 años 3-8. C-CXL requiere paquimetría corneal de al menos 400 micras para proteger las células endoteliales 25. Sus principales inconvenientes están relacionados con la duración del tiempo (1 hr) y la necesidad de retirar el epitelio. En efecto, esto conduce a paciente incomodidad y el dolor y puede causar varias complicaciones tales como queratitis infecciosa y del estroma neblina 9. Sin embargo, por ahora, este protocolo se sigue recomendando para tratar el queratocono progresivo, sobre todo cuando la evolución es agresivo.

Dado que uno de los principales inconvenientes de C-CXL fue de Me duración del procedimiento, el protocolo acelerado dirigida inicialmente a reducir el tiempo de operación mediante la entrega de una irradiancia superior a la córnea 26. Sin embargo, reducir el tiempo de remojo de 10 min puede limitar la penetración intra-estromal de la riboflavina en la córnea, lo que conduce a la línea de demarcación de la córnea superficial observado. Incluso si no se ha informado ya pesar del hecho de que el mismo número de fotones toque las fibrillas, es posible que el 10 veces mayor irradiancia en A-CXL se extiende el riesgo de lesiones endoteliales 27, 28. En este contexto, es importante señalar que la ausencia de dextrano en la riboflavina utilizado para A-CXL puede explicar la ausencia de daño endotelial a pesar de la irradiancia superior. De hecho, el dextrano es conocido por tener un efecto osmótico que conduce a un adelgazamiento corneal durante el procedimiento y por lo tanto al potencial de daño endotelial 29. En consecuencia, CXL acelerado parece ser una modalidad CXL seguro. Además, la A-CXL protocolo sEems ser eficaz; de hecho, el K-valor máximo se mantuvo estable a los 6 meses de seguimiento. Sin embargo, como para C-CXL, su principal limitación es la desepithelialization dando lugar a dolor y las complicaciones potenciales como la neblina y la infección corneal 9. Touboul et al. Llevó a cabo un estudio cualitativo mediante microscopía confocal de los pacientes tratados con A-CXL 23. De hecho, en comparación con C-CXL, el efecto de refuerzo de la UVA-riboflavina parecía ser más prominente en la parte anterior de 150-200 micras de la córnea con una mayor apoptosis de queratocitos del estroma y el aumento de la reflectividad. Este hallazgo sugiere que los pacientes con córneas delgadas (espesor mínimo de 350 a 400 micras) pueden beneficiarse de la CXL acelerado. En este momento, un riboflavina hipoosmolar que conduce a la inflamación de las córneas delgadas antes C-CXL se utiliza ya que este protocolo todavía requiere paquimetría corneal de al menos 400 micras para prevenir el daño endotelial 25. No obstante, se aceleró CXL puede prefierenentially usado en el futuro como un tratamiento más rápido y menos penetrante para estabilizar el queratocono para córneas más delgadas. Sin embargo, se necesitan estudios a largo plazo que se correlaciona de manera concluyente la profundidad de la línea de demarcación con el efecto sobre la biomecánica de la córnea.

La iontoforesis CXL es un protocolo transepitelial recientemente desarrollado para evitar el desbridamiento epitelial 12, 30. La aplicación de una fuerza de corriente eléctrica de la riboflavina hipoosmolar para penetrar en el estroma corneal. Vinciguerra y sus colaboradores examinaron 20 ojos que se sometieron CXL iontoforesis en un estudio prospectivo. Ellos demostraron que la Kmax era estable 1 año después del procedimiento. Sin embargo, la línea de demarcación claramente no era medible con AS octubre durante el seguimiento 31. Del mismo modo, en nuestro estudio, la línea de demarcación de la córnea evaluada con AS octubre apenas se ve a una profundidad media de 214 m en menos de la mitad de los pacientes (46,5%). Además, la microscopía confocal reveló mucho menos ap queratocitosoptosis y el aumento de la reflectividad del estroma después de la I-CXL que después de los otros dos protocolos. De hecho, usando microscopía confocal y un riboflavina modificado (Ricrolin TE), Caporossi et al. investigado otro protocolo de reticulación transepitelial. En cuanto a la iontoforesis, se encuentran con que la apoptosis de queratocitos estromales era superficial (profundidad de 140 micras media) y desigualmente visto en el estroma anterior 11. Además, confirmaron que este protocolo Epi-ON resultó en la evolución del queratocono después de 24 meses de seguimiento, la adición de una nota de advertencia a su aplicación en pacientes pediátricos que a menudo sufren de formas más agresivas de la enfermedad 32. De hecho, como para otros protocolos transepiteliales, la iontoforesis no parece garantizar una mejora en los índices topográficos en pacientes pediátricos 33. Esta ausencia de eficacia se puede explicar por la riboflavina limitada y penetración UVA con el epitelio in situ 11,34-36. De hecho, el epitelio es un physical barrera tanto para la riboflavina y la penetración de los rayos UVA, limitando la profundidad de la apoptosis y por lo tanto de los efectos biomecánicas de la córnea 11. Además, de forma concomitante riboflavina sirve como un fotosensibilizador y un bloqueador UV durante la exposición UV 28. Por consiguiente, es concebible que, como para otros protocolos de transepiteliales, la penetración insuficiente riboflavina durante la iontoforesis no sólo limitar la eficacia del procedimiento, sino también aumentar el riesgo de daño de la célula endotelial. Sin embargo, no hay pérdida de células endoteliales se observó que aún después de la iontoforesis. Por último, en nuestro estudio, de manera similar a Vinciguerra et al. 31, el más alto valor K apareció estable 6 meses después de la I-CXL. Sin embargo, queda por verse en seguimientos más prolongados si este nuevo procedimiento sigue siendo fiable. Por lo tanto, al igual que con otros protocolos de Epi-ON, la precaución es requiere cuando se utiliza la iontoforesis. Sin embargo, el entusiasmo por CXL transepitelial es comprensible, teniendo en cuenta la disminución del potencialComplicaciones CXL. Con Epi-OFF CXL, las complicaciones ocurren en aproximadamente el 1% de los casos esencialmente causados ​​por la bruma temporal 9. Por desgracia, esta bruma en ocasiones deja cicatrices corneales. En consecuencia, creemos que en la actualidad, CXL iontoforesis se debe utilizar con precaución en pacientes pediátricos y nos gustaría sobre todo proponer este protocolo para los pacientes con córneas delgadas y queratocono progresa lentamente.

En conclusión, en cuanto a la penetración, el protocolo CXL convencional sigue siendo la opción estándar para el tratamiento de queratocono progresivo. Acelerado CXL parece ser una alternativa rápida, eficaz y segura para el tratamiento de córneas particularmente delgadas. La iontoforesis se asocia con un menor daño de queratocitos anterior y una línea de demarcación menos visible y por lo tanto se debe considerar con mayor prudencia.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Materials

Name Company Catalog Number Comments
Riboflavin        Product number
C-CXL Sooft SPA, Montegiorgio, Italy Ricrolin                        468465-6
A-CXL Avedro Inc, Waltham, Massachusetts VibeX                              520-01863-006
I-CXL Sooft SPA, Montegiorgio, Italy Ricrolin+                      975481-6 Passive electrode: PROTENS ELITE 4848LE/ Active electrode: IONTOFOR CXL
UVA Machine
X-Vega UVA: 3 mW/cm2 30 min
KXL System UVA: 30 mW/cm2 10 min
X-Vega UVA: 10 mW/cm2 9 min

DOWNLOAD MATERIALS LIST

References

  1. Rabinowitz, Y. S. Keratoconus. Surv Ophthalmol. 42, (4), 297-319 (1998).
  2. Tuori, A. J., et al. The immunohistochemical composition of corneal basement membrane in keratoconus. Curr Eye Res. 16, (8), 792-801 (1997).
  3. Wollensak, G., Spoerl, E., Seiler, T. Riboflavin/ultraviolet-A-induced collagen cross-linking for the treatment of keratoconus. Am J Ophthalmol. 135, (5), 620-627 (2003).
  4. Raiskup-Wolf, F., Hoyer, A., Spoerl, E., Pillunat, L. E. Collagen cross-linking with riboflavin and ultraviolet-A light in keratoconus: long-term results. J Cataract Refract Surg. 34, (5), 796-801 (2008).
  5. Vinciguerra, P., et al. topographic, tomographic, and aberrometric analysis of keratoconic eyes undergoing corneal cross-linking. Ophthalmology. 116, (3), 369-378 (2009).
  6. Caporossi, A., Mazzotta, C., Baiocchi, S., Caporossi, T. Long-term results of riboflavin ultraviolet-A corneal collagen cross-linking for keratoconus in Italy: the Siena eye cross study. Am J Ophthalmol. 149, (4), 585-593 (2010).
  7. Greenstein, S. A., Fry, K. L., Hersh, P. S. Corneal topography indices after corneal collagen cross-linking for keratoconus and corneal ectasia: one-year results. J Cataract Refract Surg. 37, (7), 1282-1290 (2011).
  8. Ghanem, R. C., Santhiago, M. R., Berti, T., Netto, M. V., Ghanem, V. C. Topographic corneal wavefront, and refractive outcomes 2 years after collagen cross-linking for progressive keratoconus. Cornea. 33, (1), 43-48 (2014).
  9. Koller, T., Mrochen, M., Seiler, T. Complication and failure rates after corneal cross-linking. J Cataract Refract Surg. 35, (8), 1358-1362 (2009).
  10. Rocha, K. M., Ramos-Esteban, J. C., Qian, Y., Herekar, S., Krueger, R. R. Comparative study of riboflavin-UVA cross-linking and “flash-linking” using surface wave elastometry. J Refract Surg. 24, (7), 748-751 (2008).
  11. Caporossi, A., et al. Transepithelial corneal collagen crosslinking for progressive keratoconus: 24-month clinical results. J Cataract Refract Surg. 39, (8), 1157-1163 (2013).
  12. Bikbova, G., Bikbov, M. Transepithelial corneal collagen cross-linking by iontophoresis of riboflavin. Acta Ophthalmol. 92, (1), 30-34 (2014).
  13. Efron, N., Hollingsworth, J. G. New perspectives on keratoconus as revealed by corneal confocal microscopy. Clin Exp Optom. 91, (1), 34-55 (2008).
  14. Patel, D. V., McGhee, C. N. Mapping the corneal sub-basal nerve plexus in keratoconus by in vivo laser scanning confocal microscopy. Invest Ophthalmol Vis Sci. 47, (4), 1348-1351 (2006).
  15. Ku, J. Y., Niederer, R. L., Patel, D. V., Sherwin, T., McGhee, C. N. Laser scanning in vivo confocal analysis of keratocyte density in keratoconus. Ophthalmology. 115, (5), 845-850 (2008).
  16. Mazzotta, C., et al. Corneal healing after riboflavin ultraviolet-A collagen cross-linking determined by confocal laser scanning microscopy in vivo: early and late modifications. Am J Ophthalmol. 146, (4), 527-533 (2008).
  17. Seiler, T., Hafezi, F. Corneal cross-linking-induced stromal demarcation line. Cornea. 25, (9), 1057-1059 (2006).
  18. Doors, M., et al. Use of anterior segment optical coherence tomography to study corneal changes after collagen cross-linking. Am J Ophthalmol. 148, (6), 844-851 (2009).
  19. Mazzotta, C., et al. Treatment of progressive keratoconus by riboflavin-UVA-induced cross-linking of corneal collagen: ultrastructural analysis by Heidelberg Retinal Tomograph II in vivo confocal microscopy in humans. Cornea. 26, (4), 390-397 (2007).
  20. Kymionis, G. D., et al. Correlation of the corneal collagen cross-linking demarcation line using confocal microscopy and anterior segment optical coherence tomography in keratoconic patients. Am J Ophthalmol. 157, (1), 110-115 (2014).
  21. Yam, J. C., Chan, C. W., Cheng, A. C. Corneal collagen cross-linking demarcation line depth assessed by Visante OCT After CXL for keratoconus and corneal ectasia. J Refract Surg. 28, (7), 475-481 (2012).
  22. Jordan, C., Patel, D. V., Abeysekera, N., McGhee, C. .N. . In vivo confocal microscopy analyses of corneal microstructural changes in a prospective study of collagen cross-linking in keratoconus. Ophthalmology. 121, (2), 469-474 (2014).
  23. Touboul, D., et al. Corneal confocal microscopy following conventional, transepithelial, and accelerated corneal collagen cross-linking procedures for keratoconus. J Refract Surg. 28, (11), 769-776 (2012).
  24. Bouheraoua, N., et al. Optical coherence tomography and confocal microscopy following three different protocols of corneal collagen-crosslinking in keratoconus. Invest Ophthalmol Vis Sci. 55, (11), 7601-7609 (2014).
  25. Hafezi, F., Mrochen, M., Iseli, H. P., Seiler, T. Collagen crosslinking with ultraviolet-A and hypoosmolar riboflavin solution in thin corneas. J Cataract Refract Surg. 35, (4), 621-624 (2009).
  26. Cınar, Y., et al. Comparison of accelerated and conventional corneal collagen cross-linking for progressive keratoconus. Cutan Ocul Toxicol. 33, (3), 218-222 (2013).
  27. Cingü, A. K., et al. Transient corneal endothelial changes following accelerated collagen cross-linking for the treatment of progressive keratoconus. Cutan Ocul Toxicol. 33, (2), 127-131 (2013).
  28. Spoerl, E., Mrochen, M., Sliney, D., Trokel, S., Seiler, T. Safety of UVA-riboflavin cross-linking of the cornea. Cornea. 26, (4), 385-389 (2007).
  29. Gokhale, N. S. Corneal endothelial damage after collagen cross-linking treatment. Cornea. 30, (12), 1495-1498 (2011).
  30. Rootman, D. S., et al. Pharmacokinetics and safety of transcorneal iontophoresis of tobramycin in the rabbit. Invest Ophthalmol Vis Sci. 29, (9), 1397-1401 (1998).
  31. Vinciguerra, P., et al. Transepithelial iontophoresis corneal collagen cross-linking for progressive keratoconus: initial clinical outcomes. J Refract Surg. 30, (11), 746-753 (2014).
  32. Caporossi, A., et al. Riboflavin-UVA-induced corneal collagen cross-linking in pediatric patients. Cornea. 31, (3), 227-231 (2012).
  33. Buzzonetti, L., Petrocelli, G., Valente, P., Larossi, G., Ardia, R., Petroni, S. Iontophoretic transepithelial corneal cross-linking to halt keratoconus in pediatric cases: 15-month follow-up. Cornea. 34, (5), 512-515 (2015).
  34. Baiocchi, S., Mazzotta, C., Cerretani, D., Caporossi, T., Caporossi, A. Corneal crosslinking: riboflavin concentration in corneal stroma exposed with and without epithelium. J Cataract Refract Surg. 35, (5), 893-899 (2009).
  35. Wollensak, G., Iomdina, E. Biomechanical and histological changes after corneal crosslinking with and without epithelial debridement. J Cataract Refract Surg. 35, (3), 540-546 (2009).
  36. Soeters, N., Wisse, R. P., Godefrooij, D. A., Imhof, S. M., Tahzib, N. G. Transepithelial versus epithelium-off corneal cross-linking for the treatment of progressive keratoconus: a randomized controlled trial. Am J Ophthalmol. 159, (5), 821-828 (2015).

Comments

0 Comments


    Post a Question / Comment / Request

    You must be signed in to post a comment. Please or create an account.

    Usage Statistics