Evaluar microinfartos cerebrales corticales en alta resolución MR Imágenes

1Department of Neurology, Brain Center Rudolf Magnus, University Medical Center Utrecht, 2Department of Radiology, University Medical Center Utrecht
Medicine

Your institution must subscribe to JoVE's Medicine section to access this content.

Fill out the form below to receive a free trial or learn more about access:

 

Summary

Una alta resolución ex vivo protocolo imágenes 7T MR se presenta, para llevar a cabo la validación histopatológico guiada por RM de la patología microvascular en tejido cerebral humano post-mortem. Además, se proporcionan directrices para la evaluación de microinfartos corticales en 7T in vivo, así como imágenes de RM 3T.

Cite this Article

Copy Citation | Download Citations

van Veluw, S. J., Biessels, G. J., Luijten, P. R., Zwanenburg, J. J. Assessing Cortical Cerebral Microinfarcts on High Resolution MR Images. J. Vis. Exp. (105), e53125, doi:10.3791/53125 (2015).

Please note that all translations are automatically generated.

Click here for the english version. For other languages click here.

Abstract

Microinfartos cerebrales son hallazgos frecuentes en el cerebro humano post-mortem, y están relacionados con el deterioro cognitivo y la demencia. Debido a su pequeño tamaño, es difícil estudiarlos en MRI clínicos. Se ha demostrado recientemente que microinfartos corticales se pueden representar con escáneres de resonancia magnética utilizando intensidades de campos magnéticos altos (7T). En base a esta experiencia, una proporción de estas lesiones es también visible en la resolución más baja RM 3T. Estos resultados fueron corroborados con el ex vivo de imágenes de post-mortem del tejido cerebral humano, acompañado de verificación histopatológico de posibles microinfartos corticales.

Aquí se presenta un protocolo ex vivo de formación de imágenes, con el propósito de validar MR observó patología microvascular cerebral con evaluación histológica. Además, se proporcionan directrices para la evaluación de microinfartos corticales en ambos in vivo 7T y 3T MR imágenes. Estas directrices proporcionan investigadores won una herramienta para evaluar microinfartos corticales en imágenes en vivo de las muestras más grandes de pacientes, para desentrañar aún más su relevancia clínica en el deterioro cognitivo y la demencia, y establecer estas lesiones como un nuevo biomarcador de la enfermedad cerebral de pequeño vaso.

Introduction

La aplicación de ultra-alto campo 7 Tesla (T) RM en estudios de pacientes está progresando rápidamente 1. Este artículo presenta una aplicación de representante de 7T resonancia magnética en el contexto de la enfermedad cerebrovascular en el cerebro humano que envejece. La enfermedad cerebrovascular es la causa principal del deterioro cognitivo y la demencia. Esta contribución a la demencia vascular implica con frecuencia los pequeños vasos del cerebro, tales como las arteriolas, pequeñas venas y capilares. Por lo tanto, se refiere a la enfermedad como cerebral de pequeño vaso (SVD) 2. Debido a que los pequeños vasos cerebrales son demasiado pequeños para capturar con la RM convencional, sólo las consecuencias de SVD - es decir, la lesión tisular que resulta - puede ser visualizado. Esto incluye blanco hiperintensidades materia, microhemorragias cerebrales, infartos lacunares y 3.

Otras manifestaciones importantes de la SVD son microinfartos cerebrales (CMIS) 4. Los estudios de autopsia reportan alta prevalencia de CMI en Vascdemencia ular, y la enfermedad de Alzheimer 5. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño (que van desde 50 micras a unos pocos mm) se escapan de detección en la RM convencional 4,5. 7T resonancia magnética proporciona imágenes de alta resolución con una mejor relación de ruido-señal-y contraste, que permite la detección de ciertas estructuras y lesiones más allá del límite de detección de la RM convencional. Por tanto, esta técnica se aplicó para detectar CMIs. Para identificar posibles CMI, muchos en vivo exploraciones 7T MRI fueron seleccionados previamente para lesiones con tamaños <5 mm y de imagen características consistentes con propiedades isquémicos. Tales lesiones fiable pudieron ser identificados en la corteza. Estas lesiones alargadas focales fueron hiperintensa en 7T FLAIR (voxels 0,8 mm isotrópica), restringido a la corteza y parecía que se extienden desde la superficie cortical, hiperintensa en T2 (voxels 0,7 mm isotrópicas), y hipointensa en T1 (1,0 mm voxels isotrópicos). Se confirmó que estas lesiones eran CMIs corticales utilizando unaMR-guiado enfoque histopatología en la post-mortem 6,7 tejido cerebral humano.

Aquí, el protocolo ex vivo MRI se presenta que se utilizó en estudios previos para la validación histopatológico de CMIs corticales. En segundo lugar, se proporcionan directrices para la evaluación del CMI corticales en in vivo 7T MRI. Por último, la evaluación de CMIs corticales en 7T ha sido traducido a más accesibles RM 3T, y las directrices se proporcionan como identificar CMIs corticales de RM 3T.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Protocol

El uso de las muestras de la autopsia y en vivo las imágenes de RM para este protocolo estaba de acuerdo con las regulaciones locales y aprobado por la junta de revisión institucional local del Centro Médico Universitario de Utrecht (UMCU).

1. MR-guiada histopatológico Validación de cortical microinfartos

  1. Ex vivo MRI
    1. Al manipular el tejido cerebral, siempre use guantes y ropa de protección adecuada.
    2. Sobre la base de la pregunta de investigación, seleccione su caso, de preferencia de 10 mm de espesor, placas cerebrales fijado en formol. Las placas cerebrales para este trabajo se obtuvieron del departamento de neuropatología del UMCU, y el Centro Médico de la Universidad VU (VUMC), basados ​​en la patología conocida Alzheimer.
      1. La formalina-fix cerebros enteros durante al menos 3-4 semanas por inmersión en formalina al 10%, antes del corte. Cortar los cerebros en losas coronal, que contiene ambos hemisferios.
      2. Para la exploración post-mortem, seleccione, por ejemplo, sla de tres cerebrosbs por cerebro, tomada desde el frontal, temporo-parietal, y las regiones occipital del cerebro. El protocolo actual está optimizado para el uso de tres losas cerebrales coronales, que contiene ambos hemisferios, en una sesión de exploración.
    3. Tome fotografías de las placas cerebrales en ambos lados (dorsal y caudal), y tomar notas detalladas (o hacer bocetos) de la orientación de las losas en el recipiente y en el escáner, para más tarde co-localización de la histología con la RM.
    4. Llenar un recipiente especialmente diseñado (Figura 1) - en este caso uno que se ajuste a la bobina de cabeza MR - con un 10% de formalina fresca a temperatura ambiente. Si MRI señal desde el fluido es indeseable, utilizar un perfluoropoliéter (PFPE) lubricante con una densidad adecuada en lugar de formalina (tales como Fomblin PFPE o Galden). Asegúrese de usar una cabina de flujo al manipular formalina.
    5. Al colocar las placas cerebrales en el contenedor, asegúrese de evitar las burbujas de aire. Retire la mayoría de las burbujas de aire suavemente Shaking el tejido, ya sea a mano o usando un baño agitador o ultrasonido.
    6. Asegúrese de que las losas no se pueden mover dentro del contenedor y limitar la cantidad de líquido necesario, mediante el uso de un recipiente más pequeño para mantener las placas en su lugar (Figura 1).
    7. Cubrir el recipiente con plástico o Parafilm, para evitar la evaporación y para proteger el MR (cabeza) de la bobina de la contaminación potencial (Figura 2).
    8. Utilice una de cuerpo completo 7T escáner de resonancia magnética con una bobina adecuada. En este protocolo una doble transmisión y de 32 canales reciben se usa bobina de cabeza.
    9. Coloque el recipiente en la bobina de cabeza, envuelta en una toalla o quirúrgico underpad, para evitar posibles derrames de líquido. Asegúrese de que el contenedor no puede moverse, y que las losas permanecen en posición horizontal (Figura 2).
    10. Realizar un análisis encuesta que se puede utilizar para la planificación de las exploraciones de alta resolución, la falta de homogeneidad B0 correcta mediante el uso de una herramienta de acuñamiento apropiado, y calibrar la potencia de RFpara obtener los ángulos correctos (flip los pocos losas requieren menos energía en comparación con la exploración in vivo de una cabeza entera) de acuerdo con el protocolo del fabricante.
    11. Planee las adquisiciones de alta resolución en la exploración encuesta, para asegurar las placas cerebrales están completamente incluidos en el campo de visión. Analiza las losas cerebrales O / N con las adquisiciones de alta resolución que se muestran en la Tabla 1, que están optimizados para imágenes ex vivo. El protocolo de adquisición que aquí se presenta incluye una imagen ponderada 3D FLAIR, T2, T1 y con una resolución isotrópica de 0,4 mm, y una imagen ponderada T2 * con una resolución isotrópica de 0,18 mm.
    12. Identificar los procesos de software automáticas que pueden interrumpir la exploración, como automatizados fechas hasta-que se ejecutan O / N, o advertencias para la estimulación de los nervios periféricos, y asegurarse de que los procedimientos de escáner no se verán interrumpidos por estos.
    13. Monitorear el escáner O / N para posibles confirmación pop-ups que pueden interrumpir el escaneo, utilizando, por ejemplo, una conexión VPN.
    14. Volver a la mañana siguiente (después de un tiempo de ciclo total de aproximadamente 12 horas en el protocolo actual). Guarde las placas cerebrales en formalina, limpiar.
    15. Guarde las imágenes en un disco duro externo.

Figura 1
Figura 1. Preparación de placas cerebrales fijado en formol para la exploración post-mortem en 7T resonancia magnética. Un contenedor plexiglás especialmente diseñada se llena con 10% de formalina o un perfluoropoliéter (PFPE) lubricante si MRI señal del fluido es no deseado. Tres 10 mm de espesor losas coronal del cerebro fijadas en formalina se colocan en el recipiente. Un contenedor más pequeño se utiliza para mantener las placas en su lugar. Tape el segundo recipiente para el primero, para evitar el movimiento.

Figura 2
Figura 2. Ubicacióndel contenedor especialmente diseñado en la bobina cabeza 7T. Cubra el recipiente con plástico o parafina para evitar la evaporación de la formalina. Coloque el recipiente, encerrado en una toalla o underpad quirúrgica, en la bobina de la cabeza de un escáner 7T MR. Asegúrese de que el contenedor no puede moverse, y que las losas permanezcan en posición horizontal.

  1. Histopatología
    1. Identificar posibles CMIs corticales - u otras lesiones de interés - en las imágenes adquiridas. Estas lesiones son los objetivos para el análisis histológico. Tenga cuidado con los artefactos, tales como daños post-mortem del tejido (que a veces aparecen en la superficie de las losas del cerebro debido a los recortes) o artefactos de almacenamiento de formalina a largo plazo (por ejemplo, hipointensidades MRI gruesas representan cambios neurópilo 8).
      Nota: Los diferentes subtipos histopatológicos de CMIs corticales tienen diferentes características de RM. Para más detalles sobre los subtipos de CMI, se remite al lector a un reciente ex vivo estudiar 7.
    2. After identificar posibles CMIs corticales en las imágenes de RM, muestra de la región de interés para la validación histopatológico. Asegúrese de cortar una región, que contiene referencias anatómicas, por juego después de la resonancia magnética con la histopatología. Realizar histopatología estándar, como sigue (pero también la aplicación de otros métodos).
    3. Cortar una región de aproximadamente 30 x 20 x 5 mm 3 que contiene un posible cortical CMI.
    4. Para obtener un muestreo preciso, estimar la localización de la lesión por el grosor del corte de las imágenes de RM, y la arquitectura de los tejidos. Cortar manualmente el tejido ligeramente por encima de la ubicación estimada lesión para limitar la cantidad de seccionamiento en serie (después de la inclusión en parafina) que se necesita para la orientación de la lesión.
    5. Asegúrese de que el tejido de la muestra se ajusta a una casete de tejido. Coloque la superficie a cortar la cara hacia abajo en el cassette.
    6. Mantenga todos los casetes de tejido en formalina al 10%, hasta el procesamiento del tejido.
    7. Procesar el tejido para la inclusión en parafina. Esto implica generalmente un procedimiento automatizado de deshidratar el tejido, a través de una serie de alcohol graduada (por ejemplo, 70% a 95% a 100%) cuartos de baño, y la limpieza del tejido en xileno.
    8. Insertar el tejido en bloques de cera de parafina. Asegúrese de que la superficie a cortar enfrenta hasta después de la incrustación.
    9. Cortar 4-6 micras secciones seriadas con un micrótomo, hasta que se recupera de la lesión diana.
    10. Flotador las secciones sobre la superficie de un 37 ° C baño de agua. Montar las secciones sobre portaobjetos de vidrio. Colocar los portaobjetos en un bloque de calentamiento para unir el tejido al vidrio. Tienda desliza O / N a temperatura ambiente.
    11. Realizar una tinción apropiada (por ejemplo, H & E tinción) en las primeras secciones, mantenga secciones adyacentes en blanco para su uso posterior (por ejemplo, inmunohistoquímica).
    12. Cubreobjetos las secciones teñidas con H & E, utilizando una gota de medio de montaje de elección. Baje suavemente el deslizamiento, evitando las burbujas de aire.
    13. Estudie las secciones usando un microscopio de luz, en una revista apropiadanification. Comparar secciones a las imágenes de RM obtenidos previamente.

2. La evaluación de microinfartos corticales en En Vivo 7T MRI

  1. Realizar 7T RM en la población de pacientes de su interés, utilizando el protocolo en vivo MRI (que incluye al menos un toque 3D) como se describe en 6.
  2. Evaluar CMIs corticales en los in vivo imágenes 7T MR que se detallan en los siguientes pasos, utilizando los siguientes criterios de calificación 7T para CMI: CMI corticales son hiperintensa en FLAIR (con o sin un centro hipointensa), hiperintensa en T2, hipointensa en T1, detectable en al menos dos puntos de vista del cerebro (por ejemplo, sagital y transversal), restringida a la corteza, distintos de los espacios perivasculares, con una dimensión mayor ≤4 mm 6,7.
  3. Utilice una interfaz con tres visores de imágenes, para ver simultáneamente FLAIR, T1, T2 y las imágenes, por ejemplo, MeVisLab (Figura 3). Este allo plataformaws incorporar múltiples espectadores y colocar marcadores en ubicaciones posibles lesiones.
  4. En primer lugar evaluar un hemisferio en FLAIR en vista sagital. Pantalla toda la corteza de lesiones hiperintensas. Cualquier hyperintens lesión ≤4 mm es un posible CMI. Coloque marcadores haciendo clic en cada posible CMI.
  5. Repita para el otro hemisferio.
  6. Verifique todos los lugares marcados en T1 y T2. Descartar un lugar si no es hipointensa en T1 o hiperintensa en T2.
  7. Evaluar vista transversal, en FLAIR, T1, y T2. Descartar una ubicación si no es visible. Compruebe la vista coronal en caso de duda.
  8. Tenga cuidado con los artefactos de MRI y variaciones anatómicas (especialmente los bordes sulcal).
  9. Ahorre marcadores.

Figura 3
Figura 3. Ejemplo plataforma de visualización de imágenes para la evaluación de microinfartos corticales. Se utiliza una interfaz, integrated en MeVisLab. Este programa permite incorporar múltiples espectadores al mismo tiempo, para cambiar fácilmente entre sagital / transversal / orientación coronal y colocar y guardar marcadores en ubicaciones posibles lesiones. (Diferentes marcadores pueden ser elegidos para los diferentes tipos de lesiones).

3. Evaluar microinfartos corticales en En Vivo RM 3T

  1. Adquirir imágenes de RM 3T de la población de pacientes de su interés. Los datos existentes también se pueden utilizar, siempre y cuando el protocolo de formación de imágenes MR contenía al menos un T1 3D, y un instinto y T2.
  2. Evaluar CMIs corticales en los in vivo imágenes 3T MR que se detallan en los siguientes pasos, utilizando los siguientes criterios de calificación 3T para CMI: CMI corticales son hipointensa en T1 (isointensas con CSF), detectable en al menos dos puntos de vista del cerebro (por ejemplo, sagital y transversal), restringido a la corteza, distinto de los espacios perivasculares, con una dimensión mayor ≤4 mm.
    1. Explora la ubicación de un Hypointense lesión cortical se encuentra en T1 en FLAIR y T2 imágenes ponderadas. Valorar la lesión como un probable cortical CMI si la ubicación es hiperintensa o isointensas (con la materia gris) en FLAIR y T2. Desechar la lesión si en el mismo lugar se encuentra una señal hipointensa en T2, lo que indica la lesión hipointensa T1 es ya sea debido a una lesión hemorrágica, un recipiente, o un artefacto. En caso de duda, compruebe la ubicación en un T2 * Imagen ponderada 9.
  3. Utilice la misma interfaz como se describió anteriormente.
  4. En primer lugar evaluar un hemisferio en T1 en vista sagital. Pantalla toda la corteza de lesiones hipointensas focales. Cualquier lesión hipointensa ≤4 mm es un posible CMI. Coloque marcadores haciendo clic en cada posible CMI.
  5. Repita para el otro hemisferio.
  6. Evaluar transversal T1 y verificar simultáneamente todas las ubicaciones marcadas en FLAIR transversal y T2. Regard la ubicación como un probable CMI si es hiperintensa o isointensas en FLAIR y T2. Descartar una i ubicaciónf parece ser un artefacto o variación anatómica. Descartar una ubicación si es hipointensa en T2.
  7. Tenga cuidado con los artefactos que parecen CMI en T1 imágenes ponderadas, especialmente a sonar artefactos en los "bordes" del cerebro que aparecerá en varios circunvoluciones adyacentes, cuidado con los bordes de los surcos, cuidado con los grandes buques en los lóbulos temporales (al los polos). Por último, se recomienda para descartar posibles CMIs corticales en el tejido en las proximidades de un infarto cortical más grande.
  8. Ahorre marcadores.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Representative Results

Una impresión de la alta resolución y alta calidad de imagen de una secuencia ex vivo adquirido al 7T se proporciona aquí (Figura 4). Esta es una exploración 3D T2 * ponderado ex vivo, con una resolución de 0,18 mm isotrópica. El tejido se deriva de un 84-años de edad Hembra demente con la enfermedad patológicamente probada de Alzheimer y angiopatía amiloide cerebral grave (CAA). El detalle de la imagen permite la identificación de la patología microvascular cortical. T2 * es susceptible para el hierro, así como el aire. Este tejido contiene una alta carga de patología microvascular dentro de la corteza. Los hipointensidades en los surcos de estas losas son los resultados de las burbujas de aire, que pueden interferir con calificación patología microvascular cortical. Para la identificación de CMIs corticales, se requiere una secuencia T2 ponderado.

La Figura 5 representa unacortical CMI identifica en ex vivo imágenes a 7T. Este cortical CMI fue encontrado en el tejido cerebral post mortem de una vieja mujer de 86 años con patología de Alzheimer moderada (Braak y Braak etapa IV). La sección H & E correspondiente verificó que esta lesión es un CMI gliótica crónica con cavitación 7.

Figura 6 es una microinfarct cortical probable representativa, detectado en in vivo 7T MRI.

Figura 7 es una microinfarct cortical probable representativa, detectado en in vivo 3T MRI.

Capítulo de la Figura 4
Figura 4. Imágenes post mortem representativos adquiridos a 7T. Haga clic aquí para ver el vídeo.
Esta es una película en 3D de un0.18 mm T2 isotrópico * Imagen ponderada de un caso con angiopatía amiloide severa. Estas placas cerebrales han sido generosamente proporcionado por el doctor Annemieke Rozemuller, VUMC Amsterdam.

Figura 5
Histopatología de microinfarct cortical Figura 5. MR-guiado.
Se representan un FLAIR, T2, T1, tejido húmedo, y la tinción H & E, que muestra una microinfarct gliótica crónica cortical con cavitación. Esta cifra se ha modificado a partir del 7. Haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

Figura 6
Figura 6. Representante microinfarct cortical probable en 7T MRI.
Un microinfarct cortical en 7T es hiperintensaen FLAIR y T2, y hipointensa en T1. Este caso es una mujer de 45 años que sufría de una hemorragia intracerebral lobular. MR imágenes son cortesía del Dr. Karin Klijn, UMCU, Utrecht. Por favor haga clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

Figura 7
Figura 7. Representante microinfarct cortical probable en RM 3T.
A microinfarct cortical en 3T mejor se puede identificar como una lesión hipointensa en un T1 3D. La ubicación correspondiente en FLAIR y T2 debe ser hiperintensa (en este caso) o isointensas. Este caso es una mujer de 76 años con un diagnóstico clínico de enfermedad de Alzheimer. MR imágenes son cortesía del Dr. Christopher Chen, NUS, Singapur. Please clic aquí para ver una versión más grande de esta figura.

TI TR / TE Voltear ángulo / reenfoque Adquirido resolución Tamaño de la matriz Rebanadas Promedios Duración de la exploración
(Sra) (Sra) (°) (m 3) (h: min: seg)
T2 - 3500/164 90/40 400x400x400 500x280 100 4 01:52:03
INSTINTO 1.600 # 8000/164 90/40 400x400x400 500x280 100 4 04:16:08
T1 280 7.7 / 3.5 6 / - 400x400x400 348x348 80 3 0:55:38
T2 * - 75/20 25 / - 180x180x180 832x834 278 1 04:59:31
Sin codificación sensibilidad (SENSE) la aceleración se aplicó. # La TI se determinó sobre la base de formol al 10%.

Tabla 1. Post-mortem parámetros de exploración.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Discussion

CMI han atraído una atención creciente en los últimos años. Un creciente cuerpo de evidencia derivada de estudios de autopsia ha identificado CMI como importantes contribuyentes a la decadencia y la demencia 4,5 cognitivo relacionado con la edad. CMI ahora son detectables en 7T y RM 3T. Optimización y estandarización de los protocolos de evaluación para estas lesiones apoyarán aplicación rápida de detección de CMI robusta y válida en los estudios de cohorte en todo el mundo. Esto permitirá una evaluación generalizada de la relevancia clínica de CMIs en el contexto del envejecimiento, enfermedad cerebrovascular, y la demencia en futuros estudios clínicos, tanto en sección transversal longitudinal, así como 9,10.

El método descrito en este trabajo es en realidad un método'meta 'en el sentido de que puede ser considerado como un procedimiento para desarrollar (y sucesivamente mejorar) métodos para la detección in vivo de CMIs, lo que podría por lo tanto sólo se evaluó el momento post-mortem por un neuropatólogo. El paso más crítico en el desarrollo de la mejora en los métodos de detección de CMI vivo por nuevos protocolos de resonancia magnética y las técnicas de procesamiento de imágenes es validar con la histología, que actualmente es el estándar de oro. Una limitación importante de la detección in vivo de CMIs en comparación con la histología es la resolución. Sin embargo, a pesar del hecho de que en la RM vivo no será capaz de detectar los CMIs menores, proporciona la cobertura de todo el cerebro, lo que puede llegar a ser tan efectiva como la búsqueda de CMIs microscópicos en tan sólo unos cortes histológicos.

Un paso importante para establecer la orientación en vivo para la calificación CMI fue la validación histopatológica del CMI, guiados por ex vivo de alta resolución MRI del tejido cerebral humano post-mortem. El protocolo de exploración ex vivo que se presenta aquí está optimizado para la validación de la patología microvascular cortical, pero se puede aplicar en un contexto de investigación más amplio, para apoyar la calificación in vivo de otros marcadores de imagen cerebral novedosos. Escaneo post mortem htejido cerebral Uman tiene sus desafíos, que deben ser reconocidos aquí. El almacenamiento prolongado de tejido fijado con formalina puede causar artefactos 8. Otros desafíos son artefactos de resonancia magnética causados ​​por burbujas de aire, debido a las burbujas de aire pueden interferir con la señal de MR, especialmente en los límites de los fluidos tisulares. Por lo tanto, la eliminación de las burbujas de aire es un paso importante. Aire acumula fácilmente en los vasos sanguíneos vacíos, entre circunvoluciones, y entre losas. Para superar este último, uno idealmente escanear todo un bloque de tejido sin cortar. Sin embargo, parte de los procedimientos de autopsia estandarizados está cortando el tejido fijado en formol en 10 mm losas gruesas. Escaneo de tejido post-mortem requiere una atención especial para garantizar suficiente calce B0 y optimización de potencia de RF correcta (paso 1.1.10). Esto puede necesitar atención específica de un físico RM local. Estos pasos dependen del proveedor del escáner 7T MRI y pueden ser optimizados de acuerdo a los deseos del grupo de investigación individual. Durante la exploración, las losas son either sumergido en 10% de formalina o en un lubricante PFPE, que es un fluido-protón libre sin señal de MR. La ventaja de usar un fluido-protón libre es que reduce al mínimo el campo de visión-requerida, que permite una mejor calce B0, y no penetrar en el tejido, ya que es altamente hidrofóbica. Las desventajas son que es caro, y puede ser poco práctico en uso (siendo una sustancia aceitosa). La formalina es mucho más fácil en uso, es barato, y no interfiere con el tejido cuando el tejido está ya fijado con formalina. La desventaja de formalina es que puede causar falta de homogeneidad de RF en 7T, al escanear grandes volúmenes (por ejemplo., Cerebros enteros), y que la sustancia es tóxica. Otra sustancia incrustar aplicado con frecuencia para ex vivo RM es gel de agar. El agar es ideal para escanear placas individuales o muestras patológicas individuales, y la gran ventaja es la reducción del movimiento del potencial. Además, permite la colocación de fiduciales para utilizar puntos de referencia como artificiales 11.

3 voxels). El INSTINTO 7T aplicada es muy T2 ponderado, y por lo tanto muy adecuado para la visualización de lesiones isquémicas minuto 12. La secuencia T2 * se ha incluido para la detección de microhemorragias cerebrales 13, pero también puede ser utilizado para comprobar las ubicaciones de CMI en ausencia de un T2. Cabe señalar que la secuencia FLAIR 7T actual no permite una evaluación fiable de los lóbulos temporales, debido a una baja relación señal-ruido en estas áreas. Otros grupos de investigación, inevitablemente quieren utilizar su propio estilo y protocolos T2 ponderado, pero esto puede llevar a una sensibilidad diferente en relación con la detección de CMI.

La traducción de los criterios de calificación 7T a la evaluación de las CMIs corticales en in vivo 3T MR imedades es importante para permitir la investigación de CMI en muestras de pacientes mayores. Sin embargo, hay algunos desafíos a tener en cuenta. En primer lugar, asegúrese de incluir al menos una secuencia en 3D en el protocolo de exploración RM 3T, que podría no ser el procedimiento estándar en los protocolos aplicados clínicamente más. En segundo lugar, una secuencia FLAIR en 3T es generalmente menos fuertemente T2 ponderado que en 7T. Esa es la razón que se recomienda evaluar CMIs corticales en 3D T1 imágenes ponderadas, con la confirmación en FLAIR y T2 (si está disponible), y en caso de duda T2 *. A los efectos de las actuales directrices de calificación CMI descritos en este protocolo, una alta resolución en 3D T1 (voxels 1.0 mm isotrópica), FLAIR 2D (1.0x1.0x3.0 mm 3 voxels), y 2D T2 (1.0x1.0x3.0 3 mm voxels) 9 fueron utilizados. Estas imágenes fueron adquiridas en un sistema de RM 3T, con un canal 32 bobina de recepción cabeza.

Algunas limitaciones de in vivo calificación CMI están en su lugar. La evaluación de CMIs visualmente en in vivo MR imágenes remains desafiante y es claramente evaluador dependiente. Se requiere de un entrenamiento, pero incluso con la experiencia adecuada estas pequeñas lesiones escape fácilmente detectados por el ojo humano. Además, la calificación CMIs es más bien mucha mano de obra y consume mucho tiempo, especialmente cuando se aplica a muestras más grandes. Por lo tanto, es de importancia para desarrollar (semi) métodos de detección automáticos para la identificación de CMIs que ayudan a la calificación visual 14. Hay que reconocer que la RM 3T sólo detecta las CMIs más grandes. Lo mismo se aplica para 7T, aunque en menor medida. Sin embargo, las CMIs que se detectan en la RM tienen importantes y específicas correlatos clínicos 9.

Subscription Required. Please recommend JoVE to your librarian.

Materials

Name Company Catalog Number Comments
Fomblin / Galden PFPE Solvay Solexis, Bollate, Italy
7T MR system Philips Healthcare, Cleveland, OH, USA
32-channel receive head coil Nova Medical, Wilmington, MA, USA
MeVisLab MeVis Medical Solutions AG, Bremen, Germany

DOWNLOAD MATERIALS LIST

References

  1. Vander Kolk, A. G., Hendrikse, J., Zwanenburg, J. J., Visser, F., Luijten, P. R. Clinical applications of 7 T MRI in the brain. Eur J Radiol. 82, (5), 708-718 (2013).
  2. Pantoni, L. Cerebral small vessel disease: from pathogenesis and clinical characteristics to therapeutic challenges. Lancet Neurol. 9, 689-701 (2010).
  3. Gouw, A. A., et al. Heterogeneity of small vessel disease: a systematic review of MRI and histopathology correlations. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 82, (2), 126-135 (2011).
  4. Smith, E. E., Schneider, J. A., Wardlaw, J. M., Greenberg, S. M. Cerebral microinfarcts: the invisible lesions. Lancet Neurol. 11, 272-282 (2012).
  5. Brundel, M., de Bresser, J., van Dillen, J. J., Kappelle, L. J., Biessels, G. J. Cerebral microinfarcts: a systematic review of neuropathological studies. J. Cereb. Blood Flow Metab. 32, (3), 425-436 (2012).
  6. Van Veluw, S. J., et al. In vivo detection of cerebral cortical microinfarcts with high-resolution 7T MRI. J Cereb Blood Flow Metab. 33, (3), 322-329 (2013).
  7. Van Veluw, S. J., et al. The spectrum of MR detectable cortical microinfarcts; a classification study with 7 tesla post-mortem MRI and histopathology. J Cereb Blood Floow Metab. Jan. 21, 10-1038 (2015).
  8. Van Duijn, S., et al. MRI artifacts in human brain tissue after prolonged formalin storage. Magn Reson Med. 65, (6), 1750-1758 (2011).
  9. Van Veluw, S. J., et al. Cortical microinfarcts on 3T MRI: clinical correlates in memory-clinic patients. Alzheimers Dement. 5, 10-1016 (2015).
  10. Van Dalen, J. W., et al. Cortical microinfarcts detected in vivo on 3 Tesla MRI: clinical and radiological correlates. Stroke. 46, (1), 255-257 (2015).
  11. Vander Kolk, A. G., et al. Imaging the intracranial atherosclerotic vessel wall using 7T MRI: initial comparison with histopathology. AJNR Am J Neuroradiol. 36, (4), 694-701 (2015).
  12. Visser, F., Zwanenburg, J. J., Hoogduin, J. M., Luijten, P. R. High-resolution magnetization-prepared 3D-FLAIR imaging at 7.0 Tesla. Magn Reson Med. 64, (1), 194-202 (2010).
  13. Brundel, M., et al. High prevalence of cerebral microbleeds at 7Tesla MRI in patients with early Alzheimer’s disease. J Alzheimers Dis. 31, (2), 259-263 (2012).
  14. Kuijf, H. J., et al. Detecting cortical cerebral microinfarcts in 7.0 T MR images. IEEE International Symposium on Biomedical Imaging. 982-985 (2013).

Comments

0 Comments


    Post a Question / Comment / Request

    You must be signed in to post a comment. Please or create an account.

    Usage Statistics